Técnica del veteado

En relación a las diferentes técnicas para pintar paredes, allí encontraremos, por ejemplo, la técnica del esponjado, del trapeado, pintado a pistola, el marmoleado, entre muchas otras alternativas. Sin embargo, si lo que estas buscando es crear un efecto rayado sobre las paredes, la técnica ideal para hacerlo es la del veteado.

Técnica del veteado

Técnica del veteado

El primer paso para un cambio de aire en una habitación es pintar las paredes. Por suerte no solo podemos jugar con el color que elijamos para hacerlo sino que también existen diferentes técnicas para pintar las paredes, que podrán ayudarnos a decorar nuestros ambientes, de la manera que más nos agrade.

En relación a las diferentes técnicas para pintar paredes, allí encontraremos, por ejemplo, la técnica del esponjado, del trapeado, pintado a pistola, el marmoleado, entre muchas otras alternativas. Sin embargo, si lo que estas buscando es crear un efecto rayado sobre las paredes, la técnica ideal para hacerlo es la del veteado.

Esta consiste en, con un veteador o un peine específico para este cometido, conseguir imitar las vetas de la madera o crear un efecto de rayado en las paredes, entre otros cometidos.


Antes de sumergirnos en el trabajo debemos tener en claro que la técnica del vetado será útil solamente en superficies completamente lisas. No así en aquellas rugosas, como puede ser el caso de paredes pintadas anteriormente con gotelé o aquellas texturizadas.

Si la pared es lisa, pero presenta algunas imperfecciones, podemos solucionarlo con masa de yeso, siguiendo el procedimiento que utilizamos para reparar las grietas en las paredes.

El proceso es realmente sencillo, lo primero que debemos hacer es pintar la superficie con pintura plástica o de esmalte acrílico satinado. Tendremos que aplicar dos manos de esta pintura. Una vez que la pintura este seca, tendremos que extender sobre la pared una capa de veladura al aceite, con la ayuda de una brocha gruesa, de un tono que resalte con lo aplicado anteriormente.

Luego, antes de que el aceite seque, tendremos que deslizar con cuidado el veteador o peine para marcar la superficie. Con esto lograremos que el color de la pintura de la base quede al descubierto, contrastando con el color de la veladura.

En este caso tendremos que tener la precaución de limpiar el veteador o peine cada vez que este se cargue de pintura.

Recomendaciones

Debemos también tener en cuenta que en grandes paredes es recomendable realizar el proceso en cada metro cuadrado, para evitar que la veladura se seque y arruine con el acabado.

Además, antes de comenzar a preparar las paredes, será conveniente que determinemos de qué forma realizaremos la técnica. Con esto quiero decir que si el objetivo es intentar imitar las vetas de la madera, lo más indicado es intentar hacerlo con trazos verticales. Pero si en cambio queremos rayar la superficie con un peine, en este caso las rayas podrán ser horizontal, vertical, diagonal e incluso en zigzag. Recordemos que si son horizontales, la habitación parecerá más amplia, si son verticales, parecerá más alta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...