7 trucos caseros de limpieza infalibles

Cuando de limpieza se trata, cualquier técnica que ayude a mejorar y agilizar los procesos es bien valorada. Toma en cuenta estos tips de aseo que te librarán de varios dolores de cabeza.

Tips pata la limpieza

Una dosis moderada de bicarbonato sobre el extremo de un lienzo humedecido deja impoluta la plata. Y un poco de agua con limón le da brillo al microondas. Si necesitas ideas para profundizar la higiene de tu hogar, estos tips te van a encantar. Son 7 trucos caseros de limpieza infalibles que deberías considerar en tu día a día.

Trucos prácticos para mejorar la limpieza

Las labores de limpieza no son del agrado de todos, pero son realmente necesarias. Permanecer en un ambiente higiénico y ordenado ayuda a mantener la buena salud. Organiza tu tiempo y toma en cuenta estos siete trucos caseros para agilizar los procesos y conseguir los mejores resultados.

  1. Inodoro y cañerías. Si la cal se ha “adueñado” de tu inodoro, vierte un chorrito de vinagre de manzana por la noche y deja que repose entre seis y ocho horas. Pasado ese tiempo la mugre estará blanda y podrás desprenderla fácilmente con el cepillado. Pero si las cañerías son el problema, por sus atascos o malos olores, vacía en ella ½ taza de bicarbonato y un poco de vinagre hasta notar la efervescencia. Espera 15 minutos, añade agua hervida y verás la diferencia.
  2. Horno. Alista una mezcla con 1/3 de taza con agua, igual medida de sal y una taza de bicarbonato. Revuelve hasta conseguir una textura pastosa. Unta en el horno y déjala reposar por la noche. Retira con una bayeta y lava con agua. También puedes colocar vinagre de manzana y bicarbonato en un spray, pulverizar en las zonas afectadas, cerrar el horno por 15 minutos y mantener en funcionamiento a 120ºC. Después de apagarlo deja abierta la puerta para que atempere. Remueve con papel periódico o un lienzo, haz el aclarado con agua jabonosa y limpia con una bayeta. Comprueba que quede seco con papel para cocina.
  3. Manchas de sarro. El sarro desaparecerá de tu bañera si viertes agua oxigenada sobre ella. Deja reposar por 30 minutos y lava a conciencia usando agua tibia. Este truco también funciona con cuellos de camisa o axilas percudidas.
  4. Brillo. Crea tu abrillantador casero combinando porciones equitativas de vinagre, harina y sal hasta obtener una textura pastosa. Coloca en un lienzo suave para aplicarlo a tus metales.
  5. Manchas de vino. Vierte un chorrito de agua gasificada en la zona afectada, Esparce un poco de sal, que absorberá la bebida, y complementa vertiendo una dosis pequeña de zumo de limón. Deja actuar por cinco minutos, lava con jabón y agua. ¡Quedará como nueva!
  6. Microondas. Te agota remover las salpicaduras? Hazlo sencillo. Pon pocas gotas de vinagre de limón o manzana en un vaso de agua y colócalo en el micro. Calienta hasta que esté hirviendo y retira con cautela. Los restos de comida se habrán aflojado y será sencillo desprenderlos con una bayeta humedecida. De igual manera, te librarás de los rastros de olores desagradables.
  7. Ropa. Evita el desteñido de tu ropa. En un recipiente con sal y agua sumerge la prenda. Esto funcionará como una capa protectora que fijará el color, y podrás lavar con tranquilidad. Si se te mancha una prenda con aceite o grasa, también puedes añadir sal y frotar hasta que la veta haya desaparecido. Finaliza con tu ciclo de lavado de acostumbrado.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...