¡Atención! La ciencia te dice cuáles son las cosas que debes limpiar más en casa

La higiene general del hogar es fundamental para mantener alejadas las bacterias, pero hay ciertas áreas donde la concentración de ellas es mayor. Estas son.

Lo que más debes limpiar en casa

Puede que no los veas, pero ten certeza de que allí están. Los gérmenes son difíciles de detectar, pero se adhieren a tu cuerpo y a las superficies con gran facilidad. ¿Deseas eliminarlos? Presta atención, la ciencia te dice cuáles son las cosas que más debes limpiar en casa. 

Infortunadamente, tu hogar puede albergar tantas bacterias como un baño público. Éstas pueden estar en las alfombras, las gavetas de tu refrigerador y hasta en tu microondas. La frecuencia con la que aseas los objetos, las paredes, el suelo y demás, juega un papel determinante para mantenerlos esterilizados y evitar enfermedades. Si no sabes dónde enfocarte, toma en cuenta estos detalles.

¿Las 9 cosas que más se deben limpiar en casa?

Cuando decides hacer una limpieza profunda de tu casa, debes protegerte con un par de guantes de goma. Adicionalmente, puedes seguir estos consejos que te facilitarán la tarea. Según la ciencia, es aquí donde hay mayor concentración de gérmenes y bacterias.

  1. Horno microondas. Lo ideal es que lo laves cada semana de forma rápida y profundices mensualmente. Aunque existe la creencia de que el calor que emana de este aparato mantiene alejadas las bacterias, investigaciones recientes afirman que no es del todo cierto por una razón: las salpicaduras. Prueba con esta receta: Mezcla media taza de agua con media taza de vinagre y ¡a calentar! Una vez que el vidrio se empañe, sabrás que está listo para pasar una esponja y retirar.
  2. Refrigerador. Se cree que tan sólo una gaveta de la nevera contiene 750 veces más gérmenes del margen saludable, lo que la convierte en uno de los sitios más sucios de tu hogar. La regularidad de su higiene puede ser quincenal, aunque si puedes hacerlo antes, mejor.
  3. Bañera. Aunque tu inodoro no goza de buena reputación, estudios actuales señalan que tu bañera puede contener un sinnúmero de bacterias, que producen graves infecciones de la piel. De hecho, para ser más precisos, puede llegar a ser más sucia que un contenedor de basura. Lo mejor es limpiarla semanalmente y aplicar un buen desinfectante.
  4. Sábanas. Descubrimientos recientes indican que las sábanas no concentran tantos gérmenes como se pensaba. La exposición a los ácaros de polvo sucede en cualquier sitio, no sólo cuando descansamos. Sin embargo, la cantidad de agentes dañinos depende de la rutina antes de dormir. Si no tomas un baño antes de acostarte o duermes sin ropa, lava las sábanas semanalmente en agua caliente.
  5. Computadoras. Es muy común, aunque poco apropiado, comer en el escritorio de la computadora, por lo que el teclado se convierte en un verdadero nido de bacterias, específicamente cinco puntos por encima del nivel de suciedad que se halla en un inodoro. Pese a esta situación, muy pocas personas lo limpian, algo que se recomienda hacer cada semana. Es muy sencillo: Usa un poco de spray desinfectante con un pedazo de tela limpio y dale una limpiadita a tu mesa y demás partes del equipo. También funciona un poco de alcohol en un algodón.
  6. Alfombras. Es lamentable decirlo, pero la aspiradora no basta para mantener este elemento de tu hogar libre de suciedad. Si no empleas vapor para desinfectar, podrías enfermarte de forma repetitiva a lo largo del año. Este objeto decorativo puede concentrar hasta 200 mil gérmenes por pulgada cuadrada, por lo que semestralmente conviene ponerle calor, principalmente si tienes mascotas. Una alfombra sucia puede empeorar la calidad del aire interior en, al menos ocho veces, en comparación al de afuera.
  7. Almohadas. Incluso si tomaste la previsión de colocarles forros contra ácaros, los cuales son muy útiles, no debes olvidar lavar la almohada en sí misma. Lo habitual es hacerlo cada tres meses, aunque deberás tomar en cuenta tus alergias, pues si las tienes, lo mejor es reemplazar la pieza cada seis meses. Si somos honestos, esto casi nunca pasa, pues el promedio es conservarlas por al menos tres años.
  8. Colchón. Sí, mantener las sábanas limpias es vital para tu seguridad. Lo mismo ocurre con el protector de tu colchón, que debe ser lavado cada dos meses, pero tu cama también importa. ¿No sabes cómo hacerlo? Basta con rociar el colchón con un poco de bicarbonato de sodio en polvo, que permitirá absorber los malos olores. Posteriormente, pasa la aspiradora sobre él y luego atomiza con algún desinfectante en spray de secado rápido para matar las bacterias. Debes repetir el procedimiento cada dos meses para garantizar su higiene.
  9. Mostrador de la cocina. Lo ideal es limpiarlo todos los días, más que todo en el área del fregadero. Allí se acumulan gran cantidad de bacterias, debido a que las personas dejan las esponjas con comida en su interior. Toma en cuenta reemplazar las esponjas y toallas de cocina cada semana.

Como ves, no es tan difícil mantenerte a salvo de agentes infecciosos. Te recomendamos verificar cómo hacer limpiadores naturales, que te permitan ahorrar y cuidar el medioambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...