Cómo limpiar sillones de cuero sin dañarlos

El cuero es un material delicado y debe limpiarse con cuidado. Muchas veces, lo mejor son los remedios caseros a base de sustancias como el bicarbonato o el vinagre, ya que el jabón y la exposición al sol podrían agrietarlo y terminar dañándolo

limpiar sillones de cuero

Casi todas las casas del mundo tienen sillones de cuero, ya que es un material bonito y de calidad. El problema es que es un material costoso y que es difícil de limpiar correctamente, ya que una mala limpieza podría estropearlo. 

Por ello, debes aprender a limpiar los sillones de cuero de tu salón. De este modo, vas a poder alargar su vida útil bastante, haciendo que se vean más bonitos durante mucho más tiempo. 

Trucos para limpiar sillones de cuero

Lo primero que debes de saber sobre el cuero es que no se puede lavar con agua y jabón como si fuera tela. La razón es que podría dañarse, además de que si lo dejas al sol se podría dañar más aún. Tampoco uses un secador de pelo ni nada que sea demasiado caliente. En su lugar, lo puedes hacer con un ventilador de aire frío. 

En su lugar, puedes aplicar un poquito de agua a un paño y lavar las manchas visibles. Debes echar la cantidad justa de agua y frotar suavemente, sin dañarlo. En manchas un poco más difíciles funciona muy bien el bicarbonato, el cual es capaz de disolver muy bien el maquillaje, entre otras cosas. 

Además, un aspirador será tu mejor amigo a la hora de eliminar el polvo y los restos de comida que hayan podido quedar en el sillón. Pasa el aspirador por lo menos una vez a la semana y notarás la diferencia. 

Para las manchas de grasa,no solamente te valdrá con el agua. Por ello, tendrás que aplicar un poco de vinagre y bicarbonato en el sillón. Eso sí, no lo hagas directamente, ya que debe aplicarse con un cepillo ligeramente impregnado por la sustancia. 

Hay un truco poco conocido para el cuero. Este truco consiste en echar crema antiarrugas al sillón, ya que, al ser piel, hará que el cuero esté hidratado y se vayan algunas arrugas. Esto lo puedes hacer cada dos meses, algo que hará que no se llegue a agrietar. Como siempre, echa la cantidad justa, para que no se humedezca demasiado. 

Si las manchas no se quitan, deberás optar por una solución profesional, comprando un producto específico para limpiar el cuero. Con esta solución, te ahorrarás muchos problemas y quedará todo como nuevo 

Finalmente, decir que todos estos trucos también funcionan para otros objetos de cuero. Por ejemplo, funcionan bien para la tapicería del coche, para los bolsos de cuero y hasta para los zapatos. Al final, es el mismo material, por lo cual, necesita los mismos cuidados casi siempre 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...