Consejos para guardar los adornos de Navidad

Después de la Navidad es importante que recojamos todos los adornos y que los guardemos para que los tengamos disponibles en las próximas fiestas.

Bolas rojas

Ya estamos en la segunda quincena de enero, pero estamos seguros de que aún hay alguien que tiene los adornos de Navidad puestos por la casa, o al menos en alguna de las habitaciones. Si lo vemos en tiendas y centros comerciales, ¿cómo no va a ocurrir en los hogares con el ajetreado ritmo de vida que llevamos? Por eso hemos pensado en daros algunos consejos para poder recoger todos los adornos de Navidad de una forma sencilla y que así dentro de 12 meses los tengamos listos de nuevo.

Lo primero que os vamos a decir es que después de quitar los adornos, les quitéis un poco el polvo. No hay duda de que al haber estado varias semanas puestos en la casa habrán acumulado polvo. Es recomendable que quitemos el polvo antes de guardarlos. Si hemos conservado las cajas o envases donde venían guardados los adornos, mejor que mejor. Sabemos que no siempre es posible, porque en algunas tiendas los adornos se venden en envases de tan poca calidad que después de abrirlos quedan absolutamente para el arrastre. Así que lo mejor que podemos hacer, en sustitución, es utilizar cajas o bolsas que sean resistentes (no bolsas simples de la compra, a ser posible).

Las luces del árbol son un tema peliagudo, porque si las metemos enmarañadas dentro de una bolsa en la siguiente Navidad tendremos que invertir un buen rato para poder desenredarlas. Una buena opción es ponerlas alrededor de una percha de forma ordenada.

Cuando lo tengas todo debidamente guardado en cajas lo importante es buscar un buen sitio donde almacenarlo. Si tenéis un buen trastero, un garaje o alguna zona similar, es lo mejor que podéis elegir, al menos si no hay una humedad aparente. También podéis meter las cajas en un armario, pero no hay que olvidar que no las vamos a volver a utilizar hasta el siguiente periodo de Navidad, así que tampoco es necesario que las tengamos demasiado a mano. Si tenéis muchas cajas, una buena idea es ponerles etiquetas para que sepáis qué hay en cada una. De todas formas, dado que en la Navidad las sacaremos de nuevo todas, tampoco resulta algo demasiado fundamental.

Si alguno de los adornos tiene pilas, por ejemplo los típicos muñecos de Papá Noel o de árboles de Navidad que bailan, acuerda quitarle las pilas para que no se estropee mientras está en reposo durante los meses venideros.

Foto: Dario Alvarez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...