Di adiós a los pelos de mascotas en casa

El amor que nos regalan nuestros amigos de cuatro patas es inigualable. Sin embargo, muchas veces nos estresamos cuando no podemos eliminar el rastro de pelitos que van dejando en cualquier rincón del hogar. Acá algunos consejos

No dejes acumular los pelos de tus mascotas

Sean perros o gatos, estos animalitos suelen regalar cariño y alegría. Los beneficios de tenerlos como parte de la familia son muchísimos, aunque también se generen algunos inconvenientes, como la presencia de pelos por toda la casa. Pero afortunadamente hay soluciones. Lo primero que debes hacer para evitar el exceso de pelos, es ir directo a la fuente: el peludito.

Con frecuencia llévalo a un espacio al aire libre y cepíllalo, con un peine de goma, para desprender los pelos sueltos, y así no los irá dejando tirados a su paso. Esta acción te ayudará también a estimular su piel, para que los folículos pilares se hagan más fuertes y resistentes. Bañarlo regularmente con un champú específico para su tipo de pelaje, es otra cosa que deberías hacer con regularidad. Y no olvides los chequeos con el veterinario, para descartar cualquier problema que pudiera ocasionar la caída del pelo. 

Despídete de los pelos de mascotas en casa

Barrer con cepillo los pelos de mascota es un error garrafal. Al ser tan livianos flotarán por toda la vivienda y llegarán a lugares insospechados. La primera opción será aspirarlos, principalmente los que se hallan en los sofás, muebles y superficies. Las aspiradoras de mano llegan a cualquier sitio y son fáciles de manipular. Para complementar la acción, pasa un rodillo atrapa pelos por la tapicería tras el aspirado.

Otra forma de retirarlos es usar un paño de microfibra humedecido con una mezcla de agua y gotas de limón. Los pelos quedarán pegados al trapo y dejarás un agradable aroma. Un truco adicional para los asientos, es colocarse guantes de goma, humedecerlos y pasar las manos por todo el mueble. En este caso hay que retirar el exceso con agua y repetir la operación cuantas veces sea necesario.

Así ya no hallan restos visibles en los sillones, siempre suelen quedar pelusas. Para quitarlas del todo coge un secador de cabello y enciéndelo en modo de aire frío. Pásalo por el área y con ello te desharás de los restos que quedaban. Para evitar que se peguen más pelitos, prepara una solución con agua y bicarbonato de sodio y distribuye por todo el sofá. Esto elimina la electricidad estática que hace que se adhieran los pelos a la tela.

Pisos libres de pelillos

Aspirar los pisos puede servir, pero a veces al tratarse de superficies lisas es más fácil que los pelillos se escabullan. Para que no suceda esto, lo mejor será pasar un coleto húmedo y recogerlos con él. Los paños de microfibra son excelentes para esa tarea. Igualmente, en el mercado se comercializan unas mopas atrapa polvo que cumplen con la función a cabalidad. Están también pueden emplearse en mesas, artefactos eléctricos y mobiliario.

Cuando se tienen mascotas en el hogar, lo ideal es prescindir de las alfombras, pero si tienes o quieres colocar unas, las de pelo corto son las indicadas. Para quitar los restos del pelaje tendrás que aspirarlas y luego pasar un paño humedecido por encima para retirar lo que quedó. Emplear una esponja, también humedecida, es buena idea para complementar la acción. Después de asear toda la casa, dale un cariño a tu amigo peludo. Aplica estos trucos caseros para el cuidado de tus mascotas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...