El truco para limpiar cuero sin dañarlo

El cuero es más delicado de lo que parece y podría agrietarse. Lo más importante es evitar el calor, especialmente cuando lo vamos a secar, ya que se dañará de forma irremediable. Asimismo, aplica productos como el bicarbonato o el vinagre con un cepillo de dientes

Truco limpiar cuero

Sin habernos dado cuenta, el cuero ha formado parte de nuestra vida siempre. Lo encontramos en tapicerías, bolsos, billeteras, cinturones o incluso en algunos muebles. Se dice que este elemento dura toda la vida, pero en realidad hay que cuidarlo si queremos garantizar que sea así.

Como todo en el mundo, el cuero se podría ensuciar de muchas maneras. El problema es que los objetos creados con esta materia prima no se limpian de la misma forma que otros. Si no se limpia de forma correcta, podría dañarse, ponerse duro o rajarse, estropeando completamente su estética. Por ello, vamos a aprender a limpiar cuero sin dañarlo.

Consejos para limpiar cuero sin dañarlo y sin gastar dinero

Para limpiar cuero hay que aprender a identificar el tipo de mancha. Si simplemente tiene polvo, lo podremos limpiar con un paño y agua, aunque debemos hacerlo de forma muy suave para evitar dañarlo. Si es la tapicería de un vehículo, deberás usar la aspiradora.

Por desgracia, las manchas de grasa son habituales, especialmente si hemos estado comiendo. Para limpiarlo sin dañarlo, podemos usar elementos como el bicarbonato y el vinagre, usando un cepillo de dientes para frotar sin romperlo. Asimismo, el líquido lavavajillas funciona también muy bien, pero siempre echando poca cantidad y sin frotar fuerte. En el caso de que la mancha sea muy grande, podrías intentarlo con sosa caustica, pero hay que tener cuidado con su corrosión.

Por suerte, hay manchas más fáciles de quitar. Las de maquillaje se suelen quitar con agua, jabón y bicarbonato, frotando con un paño y un cepillo de dientes. Eso sí, al acabar hay que retirar todo el jabón, ya que podría dañarlo si se deja actuar demasiado tiempo. Hay que tener en cuenta que el cuero no es tela y no se debe tratar como tal.

Como no se trata de tela, lo más importante del cuero es no dejarlo secar al sol ni cerca de elementos caloríficos. Al ser piel, podría agrietarse más fácilmente. En su lugar, hay que secar con aire frío, pudiendo usar un ventilador en el caso de un objeto y el propio aire acondicionado del coche si es su tapicería.

Eso sí, como el cuero es piel, se puede lograr reparar algunas arrugas. Puedes usar crema antiarrugas y aplicarla con suavidad, algo que te ayudará a hidratarlo y a evitar la sequedad. Eso sí, debes dejar a la crema actuar durante algunas horas y luego retirar los restos suavemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...