9 formas de hacer un limpiador casero eficiente

¿Se te olvidó ir al supermercado por el quitagrasas para tu horno? No te preocupes. Aquí encontrarás diversas recetas para prepararlo con ingredientes naturales.

Usa estos ingredientes para hacer limpiadores caseros

Recurrir a los limpiadores caseros y ecológicos tiene un sinfín de beneficios. En principio, constituyen un “respiro” para tu bolsillo, puesto que su materia prima es más económica y la puedes encontrar fácilmente en tu propia casa. Además, son rendidores. Con poca cantidad lograrás excelentes resultados.

No hay que ser un experto para conseguir un producto eficiente. Simples mezclas te darán lo que necesitas. Quitagrasa, antibectarial o antimoho… Sea lo que sea que andes buscando, puedes crearlo  rápidamente si eliges los “ingredientes” adecuados. ¿Cuáles? El limón que te sobró de la ensalada, el bicarbonato que compraste hace un par de semanas o el vinagre que guardas en la alacena. Todo está al alcance de tu mano. Sólo unes, añades a un atomizador y listo. Sigue leyendo y encontrarás las mejores formas de preparar un limpiador casero. 

9 recetas de limpiadores caseros que funcionan

Si tienes hijos en casa, posiblemente te preocupen los componentes tóxicos de diversos detergentes y productos de limpieza, pero si los haces tú misma, puedes controlar esta situación. Podrás vaciarlos por el desagüe o esparcirlos en el suelo sin riesgo, pues son opciones naturales. No hay peligro de contaminación. Como si fuera poco, son efectivos. Prueba con una de estas recetas y lo verás.

  1. Abrillantador de pisos de madera. Vacía en un envase con rociador 2 cucharadas de jabón natural, 8 tazas de agua caliente y 1/4 de taza de vinagre blanco. Remueve todo y rocía sobre el trapeador. Te recomendamos probar el preparado en una zona pequeña y difícil de ver, para verificar que no se produzcan manchones o decoloraciones.
  2. Quitagrasa especial para hornos. Esparce canela y sal encima de las manchas calientes. Al enfriar, quita la mezcla con una esponja o sirviéndote de un cepillo. Verás que resulta muy sencillo. Además, el aroma que deja es muy agradable.
  3. Alternativa multiusos. Necesitarás dos cucharadas de bicarbonato de sodio para mezclar con 125 ml de vinagre blanco. Agrega algunas gotas de tu aceite esencial predilecto, viértelo en un frasco con rociador y agita para que el preparado se una completamente. Podrás usarlo incluso en telas, pero prueba en algunos retazos antes.
  4. Mezcla especial para topes de cocina. Escoge algún cítrico como naranja, pomelo o limón. Quítale la piel a un par y sumérgela en un recipiente lleno de vinagre blanco. Deja que destile por siete días. Al transcurrir ese tiempo, cuela y vacía en un frasco con spray. Podrás usarlo en tus topes de cocina, exceptuando los de mármol.
  5. Desinfectante para el baño. Llena un frasco con rociador de agua y agrega diez gotas de árbol de té. Agita y deja reposar por un día. Obtendrás un potente antibacteriano para tu baño.
  6. Pulidor de acero inoxidable. Ubica la mitad de un limón, espolvorea por encima un poco de bicarbonato y frota contra la superficie a limpiar. Podrás usarlo con tus cubiertos o el lavadero.
  7. Multifuncional. Combina una cucharada de jabón de aceite de oliva, seis gotas de aceite de lavanda y seis gramos de bórax en un frasco con rociador. Coloca agua, mezcla bien y utiliza como lo harías con cualquier alternativa del mercado. Te sirve para baños, cocina, balcones, puertas y demás.
  8. Limpiador de cristales. Combina en porciones pares vinagre blanco y agua en un envase con atomizador. Agrega algunas gotas de jugo de limón y rocía en espejos, ventanas y otras superficies acristaladas. Para finalizar, frota con papel periódico. ¡Quedarán brillantes!
  9. Eliminador de olores en textiles. Corta en julianas flores de lavanda y otras de tomillo hasta tener cuatro cucharadas de cada una. Mezcla con 200 gramos de bicarbonato. Para finalizar, esparce por los textiles a perfumar. Lo ideal es hacerlo por la noche, así podrás recogerlos al despertar, y tendrás el ambiente con una fragancia agradable. La acción del bicarbonato mata malos olores, mientras que el tomillo y la lavanda desinfectan.

¿Por qué escoger estos ingredientes?

La eficacia de los detergentes caseros radica en la elección de sus ingredientes. Por ejemplo, el vinagre blanco es poderoso por su efecto quita grasa y mata esos olores desagradables que pueden colarse en tu hogar. Al no tener aditivos y químicos tan fuertes, resultan menos agresivos para la salud. No suelen provocar alergias ni molestias similares.

Por su parte, los aceites esenciales eliminan las bacterias e inhiben su proliferación. Todo ello, acompañado de un delicioso aroma que relaja. Junto al vinagre, dan efectos increíbles.

En cuanto al bicarbonato, resulta indispensable. Con su gran variedad de usos para la limpieza, podrás ahorrarte mucho dinero y tiempo. También se le conoce por ser quitamanchas y mata olores, sin olvidar sus cualidades como antibacteriano.

De igual manera, esta clase de quitamanchas ecológicos con ingredientes ácidos, “combaten” los cúmulos de cal, jabón o calcio. Gracias a su aplicación continua, protegerás tu vivienda y a tu familia de multitud de hongos y virus.

Cuéntanos, ¿Te animas a descubrir el potencial limpiador de estas recetas? ¿Cuál probarás primero en tu hogar? ¿Tienes alguna otra receta para compartir? Consulta estos trucos para hacer tus propios limpiadores caseros y ecológicos. Serán tu salvación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...