Las curiosidades que nunca te han contado sobre patatas, huevos y arroz

Consejos útiles para que tengas en cuenta cuando vayas a utilizar arroz, huevos y patatas

arroz patata huevo

En Vivir Hogar te hemos hablado muchas veces de recetas caseras que puedes elaborar con ingredientes básicos. Pero hoy, nos vamos a ver cómo ingredientes clásicos pueden ser utilizados de otra manera. Si te han gustado nuestros artículos sobre nuevos usos del jabón, u otros similares, lo que te proponemos a continuación te encantará.

En cualquier cocina podemos encontrar patatas, huevos o arroz, pues son fundamentales a la hora de cocinar innumerables platos. Sin embargo, hoy queremos que les des la vuelta a los usos más habituales de estos ingredientes. Hemos preparado para ti una serie de curiosidades sobre ellos que seguro que no conocías antes y te sorprenderán.

Las curiosidades de las patatas

Las patatas son un excelente acompañante para cualquier plato y además se pueden preparar de muchas maneras: fritas, asadas, cocidas. con piel, sin piel, al vapor, en puré… A continuación te voy a dar unos consejos para que tus patatas siempre te salgan en su punto:

  • Seguro que cuando vas a un restaurante de comida rápida, sales encantada con las patatas fritas que te sirvieron, pues bien, tu también puedes prepararlas en casa, solo tienes que freírlas dos veces. Primero córtalas y fríelas en aceite muy caliente, cuando estés doradas, retíralas del fuego un rato y luego ponlas de nuevo en el aceite hasta que estén doraditas.
  • Si quieres cocer patatas y tienes poco tiempo, sólo tienes que hacerle unos agujeros con un tenedor o con un palillo.
  • Seguro que te encantan las patatas asadas en el horno, pro las comes pocas veces porque tardan demasiado tiempo en hacerse. La próxima vez que quieras comer patatas asadas ponlas antes a hervir unos minutos, así conseguirás que se asen antes.
  • Lo mejor para que las patatas te duren más tiempo es conservarlas en la oscuridad y si ya las pelaste y te sobró alguna, consérvala en un recipiente con agua  y una cucharadita de vinagre para que no se oxiden.

Le toca el turno al arroz

Si hablamos de arroz, seguro que también lo tienes en la cocina e incluso seguro que lo tienes de varios tipos: corto, largo, bomba,basmati… El arroz también es un ingrediente muy versátil pues podemos prepararlo con muchos ingredientes como pollo, mariscos, pescado… y también de muchos colores: blanco, negro (arroz con tinta de sepia), amarillo ( con azafrán)… Pero el arroz nos puede ser útil en nuestro hogar en otros sitios distintos de la cocina:

  • Puedes usarlo para comprobar la temperatura del aceite. Echa un grano de arroz en el aceite y si comienza a cocinarse es que el aceite está en su temperatura ideal para empezar a freír.
  • Seguro que sabes que el arroz debe lavarse antes de cocinarlo, pues a partir de ahora no tires el agua sobrante, riega tus plantas con ella y verás que hermosas se ponen.
  • Evita que la sal se apelmace. Seguro que te ha pasado alguna vez, quieres usar el salero y nada, no sale ni un granito de sal. Para que esto no vuelva a ocurrirte mete en el salero unos granitos de arroz.
  • Para hacer bolsas de calor. Estas bolsitas de calor se usan para aliviar dolores musculares o para calentar pies y manos. Para hacerlas sólo tienes que meter granos de arroz en una bolsita de tela y coserla por todos lados. Después la metes en el microondas unos minutos y ya está, puedes usarla siempre que la necesites.

Todo lo que los huevos pueden hacer por ti

Y por último vamos a hablar de los huevos, ¿a quién no le gustan los huevos fritos? ¿ y la tortilla?  ¿y un buen bizcocho?, pero hoy no voy a hablar de recetas sino de como conservar los huevos.

  • Si tienes un huevo cocido, mientras más centrada esté la yema, más fresco estará
  • Si metes en agua un huevo entero, si va hacia el fondo es que está fresco, si flota es que está viejo
  • No laves los huevos, el agua debilita la cáscara y permite el paso de microorganismos.
  • Un huevo puede durarte en buen estado más o menos 28 días, a partir de este tiempo empiezan a perder frescura y propiedades.
  • Conserva los huevos en la nevera, pero nunca en la puerta, pues así estarás sometiéndolos a cambios bruscos de temperatura.
  • Cuando partes un huevo crudo, si su clara está muy liquida y la yema aplastada, es mejor que no lo consumas pues está viejo.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...