La moda de las cafeteras monodosis

El café es el imprescindible de la mayoría cuando se levantan por las mañanas. Por ello, los fabricantes de cafeteras y las marcas de café se ha aliado en más de una ocasión para ofrecernos cómodos electrodomésticos con los que completar nuestra cocina. De hecho, si hay un electrodoméstico que se ha puesto de moda y que ha copado los hogares, ese es las cafeteras monodosis. De esta manera, beber un espresso en casa nunca fue tan fácil ni tan rápido. Es más, los vanguardistas diseños de este tipo de máquinas dotan a nuestra cocina de un plus de modernez que, todo sea dicho, nunca está de mas.

Una cafetera en tu cocina.

Sin embargo, el objetivo principal de las cafeteras monodosis es el de simplificar el proceso de elaboración del café, guardando sin embargo todas sus propiedades intactas. Actualmente tienes varias marcas en el mercado, cada una con sus ventajas y sus desventajas, y cada una asociada a una marca de café distinto. La elección, por lo tanto, dependerá del tipo de café que gustes tomar y, como no, del presupuesto de cada hogar, e incluso del espacio del que se disponga en la cocina. Y es que no es lo mismo comprar recambios para una Nespresso que para una Nestlé Dolce Gusto o una Lavazza. Otras marcas de cafeteras monodosis son las Senseo, Cafeteras Illy, Saimaza, Tassimo, Stracto y Digrato.

Como hemos dicho, el café monodosis es perfecto para aquellos que desean salvaguardar el aroma original de la materia prima, pues la perfecta conservación de la misma es difícil cuando se compra en grandes cantidades. De hecho, la cápsulas individuales pueden conservarse hasta siete meses sin problemas. Otro de los puntos positivos es que estas cafeteras se adaptan perfectamente al espacio de cualquier hogar u oficina, al tiempo que hacen sencillo su mantenimiento. Olvídate de limpiar la cafetera cada día, pues con el sistema de cápsulas individuales se acabaron los restos de café. La filosofía del ‘usar y tirar’ nunca había sentado tan bien a nuestra agenda.

¿Puntos negativos? Los hay, evidentemente. En primer lugar, se trata de un café caro. En segundo lugar, no puedes variar de marca. Las cafeteras monodosis, al menos en sobre el papel, solo admiten cápsulas suministradas por el fabricante. Si adquieres una Nestlé Dolce Gusto, por ejemplo, y te apetece cambiar de marca… olvídate. Por ello hacemos hincapié en que la compra de una de estas cafeteras debe estar motivada, no tanto por el diseño o el precio como por la marca de café que nos gusta para nuestro día a día. Dentro de una misma marca, evidentemente, podrás encontrar variaciones (descafeinado, espresso, cortado, café con leche, capuchino, etc.). ¡Ahora es el turno de elegir tu café preferido!

Foto por Magnus D en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...