Limpiar el mármol

El mármol es un material muy utilizado en la decoración, sin embargo, uno de sus principales problemas es que absorben con mucha facilidad las manchas. Afortunadamente existen una serie de trucos que nos permitirán deshacernos de todo tipo de manchas.

El mármol es un material muy utilizado en los hogares. No solo en las cocinas, donde me animaría a decir que se presenta en el 80% de los casos, sino también en los distintos ambientes de la casa, otorgando tanto estilo como distinción en cualquiera de los espacios en donde se encuentre.

Limpiar el mármol

Quizás, uno de los problemas más importantes de este material es que absorbe con mucha facilidad las manchas, debido a que se trata de una piedra extremadamente porosa y delicada, que nos obliga a estar continuamente atentos y con cuidados constantes.

Afortunadamente existen varias formas de limpiar el mármol para que el mismo mantenga siempre la elegancia y distinción de siempre.

Mármol

Para limpiar el mármol en general se puede utilizar agua de sosa caliente, la cual debemos enjuagar con abundante agua limpia. Además, otra opción es usar vinagre o cualquier limpiador que contenga ácido acético. En este último caso, cabe destacar que no debemos abusar, ya que hacerlo podría entregar el efecto contrario al deseado.

Mármol Blanco

En caso de que el mármol que debamos limpiar sea blanco, entonces lo aconsejable es preparar una solución con 1/2 taza de agua oxigenada y el zumo de 1 limón exprimido. Con la mezcla lista, lo que tendremos que hacer luego es aplicarla a toda la superficie con la ayuda de una esponja húmeda, sin retirarla. Finalmente lo dejaremos actuar por todo un día y lo lavaremos con agua abundante, secando luego con un trapo suave. El toque final se lo daremos aplicándole cera blanca incolora, lustrada luego con un trapo.

Mármol de color

En el caso del mármol de color, lo mejor es lavar la superficie con mucha agua y detergente liquido. Posteriormente colocaremos en un paño un chorro de gasolina y frotaremos las partes más afectadas. Luego tendremos que enjuagar con agua y secar.

Manchas difíciles

Algunas manchas pueden resultar más difíciles que otras. En esos casos lo recomendable es frotarla con agua oxigenada y dejarla actuar por un par de horas, para luego frotarla y aclárala con un paño húmedo. En el caso de las manchas oscuras, lo aconsejable es usar gasolina o aceite mineral.

Cuidados

Existen algunas manchas que resultan verdaderamente muy difíciles de quitar, por lo que debemos prestar mucha atención y tener cuidadas. Algunas de ellas son: las quemaduras de cigarrillos, las manchas de vino o café, y las de grasa o aceite.

Fuente: Decorailumina
Foto: Marmol por Janderclander en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...