Limpieza y mantenimiento de suelos de baldosas

Si bien los suelos de baldosas se caracterizan por una excelente resistencia, al igual que sucede con todos los otros materiales, estos necesitan de una correcta limpieza y mantenimiento para que su acabado sea perfecto. En este post conoceremos cada una de las soluciones a los problemas de suciedad y manchas en suelos de baldosas.

Una de las características primordiales de los suelos cerámicos es su gran resistencia. Sin embargo, a pesar de eso, las baldosas necesitan de un correcto mantenimiento para que los suelos sigan ofreciendo el mejor de los aspectos.

Limpieza y mantenimiento de suelos de baldosas

En algunos casos, luego de realizar una refacción en casa es muy común que los cerámicos queden con algunos restos de cemento. Por suerte existe una solución muy efectiva para esta clase de problemas, ya que utilizando un poco de aguafuerte o salfumán rebajado con agua podremos eliminar el cemento. También podemos optar por utilizar algunos productos que se encuentran en  almacenes de material para albañilería, buenas droguerías o algunos centros de bricolaje, bajo el nombre “eliminador de cemento” o similar, basados en  ácido clorhídrico o muriático. En cualquiera de los casos es importante que contemos con los elementos de seguridad correspondientes al momento de utilizarlos.

Si en cambio el problema es una mancha de grasa, entonces la solución será mucho más sencilla, ya que con una mezcla de agua y detergente quita grasas, con un chorrito de amoniaco, la mancha será eliminada.

En casos de manchas de pintura resecas, las mismas pueden eliminarse con un buen decapante. Si el problema es que ha caído cera, entonces tendremos que rascar los restos en seco y luego frotar la superficie con vinagre caliente.

Sin embargo, distinto es lo que sucede con las llagas o juntas entre baldosas. Para estas la primera recomendación es que procuremos que sean de colores oscuros, ya que el mantenimiento será mucho más sencillo.

En estos casos, el tiempo puede producir que se aclaren y queden grisáceas. Si es lo que sucede, entonces podemos recuperarlas con pintura sintética rebajada con aguarrás, aplicada con un pincel.

Si en cambio hablamos de un suelo de barro, terracota o gres catalán, mucho más porosos y delicados, entonces la mejor forma de darle un correcto acabado es utilizando una mezcla de aceite de linaza (cocido o con secativos) y esencia de trementina, en una proporción de 1:2 partes.  Luego tendremos que calentar la mezcla con cuidado, y cuando este a 50ºC aplicarla sobre el suelo con paño o mopa. Cuando este seco es conveniente impermeabilizar la superficie con una cera líquida o un producto protector especial para suelos de barro.

De todos modos, es importante destacar que dentro del mercado existen muchos productos protectores para los suelos cerámicos, con los que se conseguirá una excelente prolongación de su vida, acentuando su brillo y aumentando su resistencia.

Fuente: Decoestilo
Foto: Suelos por mimirla en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...