Trucos para conseguir que tu hogar huela siempre genial

Algo que distingue a las estancias es su fragancia. Conoce las claves para tener un aroma grato, duradero y acorde a tu personalidad. Evita que los malos olores se apoderen de ellas con estos productos naturales.

conseguir que tu hogar huela siempre genial

Los malos olores que se “alojan” en el hogar, impiden que lo disfrutemos al máximo. Aparecen por variedad de motivos, entre ellos la presencia de mascotas, la humedad, la putrefacción de algún alimento o los desperfectos en las cañerías. Para tu alivio, son diversos los métodos a los que puedes recurrir para lograr un ambiente perfumado. Elige el que se adapte a ti, y consigue una sensación de armonía y relajación con exquisitos aromas.

Esencias

Es sumamente sencillo. Será suficiente con verter agua y 20 gotas de esencia de romero, naranja, limón o lavanda en el envase de tu preferencia. Ubícalo sobre el radiador para que el calor que emana de él propague la fragancia. Otra opción es colocarlo debajo de las ventanas. De esta manera, la brisa ayudará a que circule el aroma.

Cáscaras hervidas

Dentro de una cacerola puedes hervir lentamente la piel o cáscara de frutos cítricos, canela, manzana o hierbas aromáticas. En poco tiempo tendrás un olor delicioso en tu hogar.

Sal y limón para la nevera

Pica un limón en rodajas, añade sal y colócalo en un recipiente dentro de la nevera. Este truco es perfecto para alejar ese olor desagradable que dejan los alimentos que, en ocasiones, se descomponen.

Eucalipto para la ducha

Puedes encontrar el eucalipto en las floristerías. Compra varias ramas, únelas con ayuda de una tira y ponlas en la ducha. El aceite se desprenderá con el vapor del agua, y tú disfrutarás de una fragancia natural y fresca.

Café contra el tabaco

Este olor puede tonarse especialmente molesto para los no fumadores. Puedes deshacerte de él de manera simple. Toma un bol de vidrio, vuelca granos de café hasta ocupar la mitad del envase, y coloca una vela adentro. Tendrás un accesorio bonito y eliminarás el aroma del cigarrillo.

Aroma para el descanso

Coge un bastoncillo y empápalo con aceite de lavanda o jazmín. Después ponlo en el interior de la funda de tu almohada, tendrás un “descaso aromatizado”.

La fragancia de las flores

Nardo, geranio, jazmín y orquídea son algunas de las especies florales más empleadas para aromatizar los espacios. Recuerda cambiarles diariamente el agua y cortar sus tallos cada tercer día. Para que duren más, puedes añadir 1 aspirina a su agua.

Para el fregadero

Solo necesitarás un molde para hacer hielo en cubos. Llénalo con limón, vinagre y agua. Cuando detectes olores desagradables en esta área, saca uno o varios cubitos y déjalos descongelarse. Verás que es una solución práctica y efectiva.

Más trucos con aromas naturales

Las alternativas para elaborar aromatizantes naturales son casi infinitas. Incluso con lo que se tiene en la despensa se puede preparar un ambientador casero. Escoge una de estas y notarás la diferencia.

  • Vainilla: coloca una mota de algodón con la esencia de la vainilla en un recipiente. Haz duradero su aroma agregando más gotas cada seis horas.
  • Naranja: pica a la mitad una naranja, saca su pulpa y sustitúyela por perlas de sílice o sal gruesa. Para evitar que se derrame déjalas en un recipiente.
  • Romero: pon a hervir algunas hojas por espacio de 1 hora junto con unas ruedas de limón y unas gotas de esencia de vainilla. Mientras esté caliente dará un grato olor a tus espacios.

Esta variedad de trucos te permitirán tener una fragancia deliciosa en cada estancia. Además, son opciones amigables para tu bolsillo. Juega con los aromas y prueba con uno distinto para cada día. No te arrepentirás.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...