Trucos para eliminar los ácaros del colchón

Los ácaros del colchón son malos para los alérgicos, pero se pueden eliminar fácilmente. Se eliminan limpiando a menudo el colchón, usando fundas anti-ácaros y también, usando algunos remedios caseros como el bicarbonato de sodio y los aceites esenciales

eliminar ácaros del colchón

Los ácaros suelen ir a las camas con mucha facilidad, algo que es terrible para los alérgicos. Eso se debe a varios factores como el calor corporal que desprendemos, la humedad y las partículas de piel que sirven como alimento. 

Si eres alérgico y tienes problemas de este tipo, debes aprender a eliminar los ácaros del colchón y así, evitar los molestos problemas de alergia que ocasionan. Por suerte, lo podrás hacer con mucha facilidad y más rápido de lo que crees. 

Consejos para eliminar ácaros del colchón

Lo primero que debes hacer es cuidar mucho la limpieza del polvo en tu casa. Los ácaros viven en el polvo y si hay mucho, es más fácil que estén presentes en tu casa. Por ello, trata de quitar lo más que puedas, pasando el aspirador casi todos los días. 

De vez en cuando debes dar la vuelta a tu colchón. Cuando haces eso, los ácaros que están en la parte superior se van a la inferior, parte donde mueren al no poder alimentarse de las partículas de piel que desprendes. Así mismo, aspira el colchón con frecuencia y desinfecta con un spray a base de alcohol, agua destilada y aceites esenciales, pues ese spray será capaz de eliminar a estos molestos insectos con mucha facilidad. 

En el caso de que quieras un remedio algo más fuerte, puedes añadir un poco de bicarbonato con aceites esenciales. Esto será un veneno mortal para los ácaros y no dejará a ninguno con vida. 

Otra cosa importante es lavar la ropa de cama a menudo, por lo menos, una vez por semana. Cambia las sábanas y frota la colcha con un trazo ligeramente húmedo, pues así lograrás eliminarlos. Otra buena opción es utilizar una funda anti-ácaros, la cual sirve exclusivamente para acabar con ellos. 

La humedad favorece mucho la llegada de estos pequeños animales, así que debes reducirla lo más que puedas. Compra un deshumidificador y asegúrate de ventilar las habitaciones todos los días. 

Aunque parezca mentira, un error frecuente que cometemos todos los días es hacer la cama nada más levantarnos. Como es tedioso, nos lo queremos quitar de encima, sin darnos cuenta de que así atraemos a todos los ácaros. En vez de eso, es mejor ventilar la casa y después de ducharnos y desayunar, ya procederemos a sacudir las sábanas y a hacer la cama. Esto se hace para eliminar la humedad y el calor que hemos producido por la noche. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...