Un producto milagroso para dejar tus paredes blancas

Con este producto podrás mantener tus paredes siempre blancas.

La clave para mantener tus paredes blancas

Las paredes blancas tienden a ensuciarse de nada y de manera rápida, algo por lo que siempre se anda ansioso, pendiente de que nadie toque la pared con la manos sucias (sobre todo los niños), o que no peguen a ellas algún objeto para que no se marque.

Si eres unas de esas personas que tienen una o varias paredes blancas en el hogar, entonces este artículo te va a encantar; pues te explicaremos cómo puedes mantenerlas limpias con el producto más maravilloso, milagroso y único, la lejía. ¿Qué sorpresa, cierto?

Este líquido suele usarse para desinfectar y blanquear la ropa. Pero muchos expertos de la limpieza también lo usan para limpiar el piso y otras cosas, entre ellas están las paredes.

Materiales que debes tener a la mano:

  • Lejía.
  • Agua.
  • Tobo.
  • Guantes.
  • Un trapo grueso para limpiar, que a su vez absorba el líquido.
  • Una silla o una escalera, para las partes de arriba de la pared.

¿Cómo limpiar la pared con lejía?

  • Llena el cubo de agua y le echas un poco de lejía.
  • Si deseas puedes removerlo un poco.
  • Luego de que te coloques los guantes, agarra el trapo y sumérgelo en la mezcla.
  • Después exprimes el trapo y lo pasas por la pared blanca, únicamente de ese tono, con mucho cuidado.
  • Usa la silla o las escaleras para que llegues a los lugares más altos de la pared.

Recomendaciones

  • La lejía es un producto con un olor muy fuerte por el cloro, por lo que es necesario que tengas las ventanas abiertas al momento de usarlo.
  • Mézclalo solo con agua y que esté fría, si está caliente pierde su poder desinfectante.
  • No lo mezcles con ningún otro líquido o producto.
  • Es necesario el uso de guantes, ya que la lejía es un líquido corrosivo, es decir, puede dañar irreversiblemente la piel.
  • Por lo fuerte que es el producto, es importante que al momento de limpiar la pared empieces por la parte de abajo, algún área escondida o que no esté mucho a la vista, ya que si se llega a causar algún daño a la pintura no lo notará nadie.
  • Mantén este producto lejos del alcance de los niños y adultos mayores, ya que su ingestión puede causar graves daños en las vías respiratorias o conductos gastrointestinales.

Aquí tienes un producto que podrás usar para la limpieza y cuidado de tus paredes blancas, sin necesidad de gastar tanto dinero en la compra de pinturas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...