Cómo cambiar el pomo de una puerta paso a paso

Si necesitas desmontar y cambiar la cerradura y los pomos de una puerta, sigue todos estos pasos para conseguirlo fácilmente. ¡Tú puedes!

Los malos portazos, el excesivo uso del manillar o el desgaste propio del mecanismo puede conllevar la ruptura del pomo de la puerta. Es una de las tareas domésticas más habituales del hogar, pero si nunca nos hemos enfrentado a este pequeño problema una guía de pasos seguro que no viene nada mal. ¿Empezamos?

En primer lugar, necesitaremos comprar la pieza a reponer, ya sea el pomo en sí o el mecanismo. Podemos encontrar cerraduras económicas en cualquier ferretería al igual que pomos, aunque en este caso quizá tengamos que recurrir a tiendas de bricolaje más amplias para encontrar el modelo exacto de nuestra puerta. Una vez comprada la nueva pieza a sustituir, procedemos al desmontaje.

Un destornillador suele ser suficiente para desarmar el pomo de la puerta. Normalmente existe un embellecedor en torno al mango que oculta los tornillos y que podemos extraer bien a rosca, o bien a presión. Una vez retirado, encontraremos los diferentes tornillos: los quitamos todos, por ambas caras de la puerta. De esta forma, acabaremos extrayendo dos mangos y el mecanismo central, y nos quedará el hueco correspondiente. Una vez llegados hasta aquí, realizaremos el proceso inverso con las piezas nuevas.

Introduciremos la nueva cerradura; aunque resulta una obviedad hay que fijarse en la dirección en la que lo ponemos, ya que si la ponemos del revés la puerta no cerrará correctamente. Después la encajonaremos con los dos pomos, uno a cada lado de la puerta. Observaréis que uno de los dos pomos es una pieza normal, y la otra viene con un palo adjunto. Este «palo» servirá para unir ambos pomos a cada lado de la puerta, atravesando la cerradura y amarrando así todo el mecanismo. No tiene más dificultad que introducirlo correctamente en el agujero y, una vez hecho esto, tendremos que volver a atornillar todo, empleando los antiguos agujeros o, si alguno está demasiado perforado, realizando una nueva perforación.

Algunos modelos de pomo requieren desmontar previamente el pomo y atornillarlo pieza por pieza en lugar de entero como se ha descrito en esta guía. Finalmente, si compráis la cerradura veréis que además de la misma, viene en el pack también la lámina metálica que se coloca en el marco de la puerta a la altura del pestillo. Si lo creemos conveniente podemos sustituirla por la nueva, pero no es necesario.

Vídeo: Youtube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...