Hogares más eficientes: nueva regulación para las calderas de agua

A partir del mes de septiembre, la directiva ErP modificará la forma de aclimatar las hogares por el nuevo etiquetado de eficiencia energética

grifo agua

El nuevo etiquetado de eficiencia energética comenzará a ser obligatorio en septiembre de 2015. Siendo este uno de los mayores proyectos de la Unión Europea, el desarrollo de la Directiva ErP tiene el potencial de cambiar la forma en la cual aclimatamos nuestros hogares.

Calderas, bombas de calor y termos eléctricos entre otros sistemas

La implementación de estas nuevas normas en septiembre de 2015 tiene un amplio alcance, no solo para los fabricantes y los vendedores, sino también para los especialistas e instaladores de calentadores. Los nuevos sistemas de calefacción, unidades de cogeneración y bombas de calor para calentar el agua deberán cumplir unos requisitos mínimos de eficiencia energética y ecodiseño. Así, la venta de tecnología que sea clasifica por esta normativa por debajo del escalafón más bajo (la clase G) de eficiencia energética, será indirectamente prohibida. Los especialistas en la venta de calentadores www.gasfriocalor.com recuerdan que este nuevo etiquetado no sustituye, bajo ningún concepto, el consejo de expertos en instalación.

Objetivo: ahorrar en el consumo

El objetivo de la Directiva ErP es incrementar la eficiencia energética de nuestros hogares, y para ellos especifica unos estándares de eficiencia mínimos para aquellos aparatos domésticos que consumen energía. Es en este contexto en el cual se introduce a nivel europeo el etiquetado de eficiencia energética relativo al diseño de calentadores de agua y depósitos de agua caliente. La Directiva ya está se encuentra en vigor para electrodomésticos como lavavajillas, las lavadoras, los frigoríficos y más recientemente los televisores.

Además de definir unos estándares mínimos de eficiencia energética, la Directiva ErP supondrá también que podamos permitirnos comparar la eficiencia de distintos productos dirigidos al mismo fin, antes de comprarlos. Desde que la primera Directiva de esta línea fuera aprobada, han tenido lugar muchos debates y discusiones para poder alcanzar un compromiso capaz de cumplir tanto con los objetivos políticos de la UE en cuanto al cambio climático como con los requerimientos técnicos de los propios aparatos.

El resultado es un conjunto de regulaciones que reflejan la complejidad del sector, incluyendo incluso restricciones regionales, debido al hecho de que el abanico de tecnologías de calefacción se extiende desde simples calderas de leña a calentadores de flujo continuo o unidades de microgeneración, que representan una amplia gama de combustibles, cuya comparación ya representan todo un reto a escala nacional.

Entrada en vigor inminente

El Reglamento 814/2013 que desarrolla la Directiva ErP se publicó en septiembre de 2013, con un periodo de vacatio legis de dos años, que se cerrará el próximo septiembre de 2015. Durante este periodo, todo el mercado ha comenzado adaptarse y a implementar los cambios necesarios. Una vez entrada en vigor el nuevo reglamento, los fabricantes añadirán una etiqueta de eficiencia energética con una escala que va desde A++ a la G. Esta situación se mantendrá durante cuatro años, ya que en 2019 tendrá lugar la introducción de una nueva categoría, la A+++ y la clase G será suprimida.

Vía: www.gasfriocalor.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...