Bombones sin remordimientos

La algarroba se utiliza como sustituto del cacao en la elaboración de dulces. Si quieres saber como realizar unos bombones deliciosos no dejes de leer el siguiente artículo

bombones Navidad

Los bombones son un dulce caprichoso que nos suele completar una buena comida o como simple antojo. Pero claro, los bombones los comemos con un poco de cuidado porque tienen un alto valor calórico pues son ricos en grasas y azúcares. En realidad, en Navidades es raro decirles que no. Aunque el resto del año seguro que no los compras para evitar caer en excesos. Y la propuesta que te vamos a hacer hoy en nuestra sección de Cocina de Vivir Hogar va a ser la de elaborar bombones que no provoquen este tipo de remordimientos. ¿Crees que no es posible? ¡Pues toma nota de lo que te contamos a continuación!

Pero seguro que te gustaría comer unos bombones igual de ricos pero sin tantas calorías, ¿verdad?. Pues nosotros tenemos un truco infalible. Una vez que lo pruebes, te aseguro que no te arrepentirás y querrás preparar un montón de recetas con este ingrediente. Hacer bombones que no creen remordimientos por el alto contenido calórico es posible si sustituyes el cacao por la algarroba.

Pero ¿sabes lo que es la algarroba?

El algarrobo es un árbol de hoja perenne que puede alcanzar los 10 metros de altura. Su fruto es la algarroba y es una vaina de color castaño oscuro cuando está madura y alcanza los 8 cm de longitud. Sus semillas son parecidas a una lenteja gigante. Las vainas suelen madurar a finales del verano y tienen un sabor muy dulce y agradable. La algarrobina se obtiene de moler las vainas sin semillas y se utiliza tanto en la alimentación humana como en componentes de piensos de animales.

  • El fruto del algarrobo contiene una gran cantidad de aminoácidos a excepción del triptófano, por eso es un alimento ideal para personas vegetarianas.
  • La algarroba proporciona una gran cantidad de energía pues es rica en grasas y en hidratos de carbono.
  • La harina de algarroba se hace con la pulpa seca del fruto y se usa como sustituto del cacao en la preparación del chocolate.
  • La algarroba no es estimulante como el cacao por eso se puede consumir sin miedo a padecer nerviosismo o insomnio.

Recetas de bombones con algarroba

En estas fechas navideñas, los dulces están presentes por todos lados. Por eso hoy vamos a prender a elaborar unos bombones muy sanos y nutritivos que puedes comer sin ningún remordimiento. Te presentamos dos recetas que puedes variar apostando por incorporar nuevos ingredientes. ¡Échales un poco de creatividad y sorpréndete!

Bombones de algarroba, avellana y coco

En primer lugar debes tener un molde de silicona para bombones, pero si no lo tienes puedes utilizar una cubitera de hielo. Para elaborar la receta vas a necesitar:

  • 8 cucharadas de aceite de coco virgen
  • 6 cucharadas de algarroba en polvo
  • 4 cucharadas de avellanas tostadas picadas
  • 2 cucharadas de extracto de stevia

Mezcla el aceite de coco con el extracto de stevia y la algarroba en polvo. En el molde que vayas a utilizar coloca un poco de avellana picada y añade la mezcla anterior hasta llenar el espacio individual. Deja enfriar durante unas horas en la nevera para que se pongan duros.

Bombones de algarroba y menta

  • 2 cucharadas de crema de algarroba
  • Hojas de menta fresca
  • 8 cucharadas de almendra en polvo
  • Un poco de leche de arroz o de almendras
  • Para decorar pistachos y algarroba en polvo

Mezcla en un bol grande la crema de algarroba, las hojas de menta y la almendra en polvo. Mezcla con la ayuda de una batidora y ve echando un poco de leche para facilitar la mezcla. Procura no pasarte de líquido, pero si es así añade más almendra molida. Cuando esté todo bien mezclado, elabora bolitas con las manos y pásalas por el pistacho y la harina de algarroba. Deja enfriar en la nevera un par de horas.

Estas recetas puedes variarlas añadiendo frutos secos diferentes o también frutas secas deshidratadas. Todo lo que se te ocurra para complementar estos bombones que no crean remordimientos será una buena idea. Además, ya que estamos en Navidades, si eres de los que siempre apuestan por compartir lo que saben, puedes preparar unos cuantos en casa para luego regalárselos a amigos y familiares. ¡Te lo agradecerán el doble: están buenos y engordan poco!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...