Cómo envasar la mermelada hecha en casa

Si eres de los que adoras la mermelada hecha en casa, deberías echar un vistazo a los trucos que te damos hoy para poder crearla con las frutas de temporada.

mermelada

Las frutas de temporada son realmente económicas si aprovechas a comprarlas cuando están en oferta. Lo que ocurre con ellas es que las debes consumir en cuestión de días porque de lo contrario se estropean. Sin embargo, siempre se les puede dar la vuelta y buscar modos para conservarlas durante más tiempo pudiendo aprovecharlas durante todo el año. Aunque existen muchas fórmulas para aprovecharse de ellas en la cocina, una de las más tradicionales y sabrosas consiste en hacer mermeladas.

En nuestro blog nos encantan las recetas caseras, sobre todo si te permiten disfrutar de productos únicos que mejoren aún más los platos de tu cocina. Con esta propuesta lo que conseguimos no son solo mermeladas de la más alta calidad, sino también un importante ahorro doméstico porque salen mucho más económicas que las que puedes comprar en los establecimientos habituales. ¡Son más naturales y están buenísimas! Ahora bien, solo tienen una pega que es precisamente contra la que queremos advertirte hoy. Para asegurarte de que las mermeladas duran hay que llevar a cabo correctamente los pasos para envasarlas. Del proceso de envasado de las mermeladas y de cualquier otro tipo de conservas te hablamos a continuación.

El primero de los pasos para conseguir mermeladas caseras con las máximas garantías está enfocado a la correcta cocción del producto. Ten en cuenta que el proceso debe ser largo y lento. Esto no es algo casual sino que tiene una razón de ser. En ella se encuentra uno de los elementos de las frutas, la pectina, que si no es eliminada de la forma correcta puede hacer que todo el producto que hay en el interior del envase acabe por estropearse. Así que si dudas, mejor dejar cocer de más y a fuego lento que apurarse demasiado y que al final no te salgan bien las mermeladas caseras.

Esterilizar los envases

Eliminar todos los residuos y bacterias que puedan tener los envases es importante antes de conservar las mermeladas en ellos. Para ello, debes comenzar por un lavado en profundidad con agua y jabón. Si tienes lavavajillas, puedes meterlos en él para conseguir un efecto inmediato. Sino, no te preocupes, lávalos a mano y después utiliza el microondas para el proceso de esterilizado. ¿Cómo? Muy sencillo, te lo explico en el siguiente paso a paso:

  • Saca la tapa a los botes que habrás lavado y enjuagado previamente
  • Deja el fondo del bote con unas gotas de agua y colócalo boca arriba en el microondas
  • Ponlo a funcionar durante más o menos un minuto
  • Retíralo con unos guantes, manoplas o paño porque estarán ardiendo
  • Colócalos boca abajo sobre una superficie bien desinfectada en la que habrás puesto un paño limpio
  • Pon las tapas a hervir en agua caliente para conseguir el mismo efecto

El proceso de vacío

Para conseguir hacer el vacío en los botes, una vez has llevado a cabo el proceso anterior y tienes lista la mezcla para crear tus conservas de mermelada caseras, hay que comenzar por llenar cada uno de los botes. Al estar todo caliente, debes ser precavido y dejar un espacio de unos dos centímetros por arriba para evitar que el producto se salga por fuera. En cuanto lo tengas lleno, saca la tapa del fuego y colócala bien apretada. Después de eso, dále la vuelta al bote y ponlo en el trapo que habías preparado también para el proceso de esterilización.

Los botes deben mantenerse en esta posición hasta que estén completamente fríos. Es recomendable que los dejes así un par de días para que el proceso de vacío se haga de la manera correcta. Si al darle la vuelta al bote ves que aparecen burbujas, ello implica que algo has hecho mal porque hay aire en el interior. Debes deshacer la mezcla y empezar de cero o consumirla la primera para que no se estropee.

La conservación de las mermeladas caseras

Una de las grandes dudas que surgen a la hora de hacer mermeladas y conservas caseras está relacionada con el proceso de almacenaje y consumo ¿Hasta cuándo puedes mantenerlas sin que estén en malas condiciones? ¿Tienen fecha de caducidad las mermeladas y conservas caseras? En realidad sí. Su caducidad depende del contenido que tienen en su interior. Las de fruta suelen consumirse durante los siguientes 3 ó 6 meses. Las conservas de otros productos pueden durarte intactas, si has llevado a cabo de la forma correcta el proceso de esterilización hasta un año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
4.2 5 5
Loading ... Loading ...