Conserva de bonito del norte en su jugo

El bonito se puede embotar crudo o cocido. Si quieres saber como embotarlo crudo, no dejes de leer el siguiente artículo

conserva bonito

En primer lugar debo aclarar que no es lo mismo atún que bonito. La carne del bonito es más blanca y requiere menos cocción que el atún. El bonito se puede conseguir en el mercado a un precio razonable desde finales de junio hasta finales de septiembre. Probablemente, si acudes a alguna plaza o mercado municipal, te lo encuentres entre los productos de temporada. También es habitual verlo en los supermercados que ofrecen servicio de pescadería.

El bonito se puede pescar en las aguas del Golfo de Vizcaya y se diferencia de los de otras latitudes por la longitud de sus aletas natatorias. El color del lomo es de un azul muy oscuro y el vientre es plateado. Se pescan con anzuelo, uno a uno y su carne es blanca. Ahora que ya sabes cómo se identifica a un bonito, hoy queremos compartir contigo una de esas recetas ricas ricas que puedes conservar durante una larga temporada para luego sacarle el máximo partido en tus especialidades. ¿Te animas a aprender a hacer conserva de bonito en crudo?

Esta conserva casera no tiene nada que ver con la conserva industrial, ni tampoco tendrá una presentación sublime, pero su sabor será tan bueno que volverás a repetir el próximo año. Debes enlatar el bonito en crudo, pues si lo hierves, pierde toda la gracia. Así que ahora puedes tomar nota de lo que te hace falta para ponerte manos a la obra y empezar a crear un ingrediente con el que realmente todo el mundo se va a chupar los dedos.

Ingredientes:

  •  1 bonito del norte
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Botes con tapa

Preparación de la conserva de bonito en crudo

  • En primer lugar debes limpiar el bonito y cortarlo en rodajas de un grosor similar al tarro en que lo vas a embotar, así puedes colocar piezas enteras del pescado y aprovechar los trozos pequeños para rellenar los espacios vacíos.
  • Quita la piel con la ayuda de un cuchillo y elimina las espinas y la carne ensangrentada. De cada rodaja de pescado, procura sacar 4 lomos y poner cada uno en un bote diferente.
  • Los tarros con las tapas puedes lavarlos en el lavavajillas o también puedes lavarlos en el grifo y meterlos 2 minutos en el microondas con un poco de agua. Las tapas no las metas en el microondas, es mejor que las hiervas en agua.
  • Antes de introducir la carne del bonito en los tarros, debes echarle sal, como haces con cualquier otro pescado antes de cocerlo.
  • Para embotar el pescado, debes empezar poniendo en el fondo del tarro esterilizado un dedo más o menos de aceite de girasol. Es mejor ponerlo al principio y no después porque a medida que metemos los trozos de bonito, el aceite se encarga de rellenar los huecos. El aceite de oliva no es aconsejable en esta conserva, pues altera el sabor del bonito.
  • Mete los lomos del bonito en el bote tratando de que ocupen todo el espacio disponible, si quedan espacios vacíos, rellena con trozos pequeños.
  • Al acabar de llenar los tarros, asegúrate que queda vacío un espacio de más o menos un dedo, para que se pueda hacer el vacío en los tarros correctamente.
  • Cierra los botes con la ayuda de un trapo.
  • Mete los tarros bien cerrados dentro de una olla y  cúbrelos completamente  con agua, incluso la tapa
  • Pon al fuego y cuenta 45 minutos desde que empiecen a hervir.
  • Pasado este tiempo, apaga el fuego y deja que los botes enfríen dentro de la olla.
  • Es importante que los botes enfríen dentro de la olla para asegurarnos de que la conserva está completamente cocida.
  • Es normal oir» plops» a medida que ls conservas se enfrían
  • Deja  reposar las conservas en un lugar fresco y seco durante 2 o 4 meses ants de consumirlas.

En esta conserva el bonito se introduce crudo en el bote, por eso el aspecto del aceite no es tan limpio como en las conservas en donde el bonito es cocido previamente. Al cocerse en su jugo, el bonito estará más tierno y s romperá con más facilidad, pero en el agua de cocción se pierde mucho sabor del pescado, que de esta manera permanece en la conserva a la vez que hace el pescado más suave y meloso. La primera vez que prepares esta conserva de esta manera, te sorprenderás por su sabor y su textura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...