Crepes dulces o saladas, ¡elige la tuya!

Preparar crepes dulces o saladas es muy sencillo. ¡Averigua cómo se hace!

Las crepes no solamente se comen como postre, también podemos prepararlas como primer o segundo plato. ¿Cómo? Muy sencillo, únicamente variando la cantidad de azúcar o sal que le introducimos y haciéndolas dulces o saladas. Las dulces son las que comemos en el postre y las saladas como primer o segundo plato. ¿Quieres aprender a prepararlas?

Crepes
Ingredientes
-½ l. de leche
-250 gr. de harina
-50 gr.de mantequilla
-4 huevos
-1 cucharada de azúcar
-Sal

-Aceite

Crepe salada como plato principal...

Preparación:
Para comer nuestras crepes en su mejor momento debemos preparar la masa con una cierta antelación, 2 horas serían lo ideal si tienes tiempo y puedes esperar. Así, con 2 horas de antelación, cogemos un cuenco bastante amplio y mezclamos la harina, los huevos, la mantequilla (previamente derretida), la leche, sal y azúcar (las cantidades de estos dos últimos ingredientes variarán según quieras hacer una crepe dulce o salada). Con unas varillas o con la batidora, mezclamos bien todos los ingredientes hasta conseguir una crema sin grumos, fina y homogénea. Tapamos el cuenco con papel de plástico y lo introducimos en la nevera, donde lo mantendremos las 2 horas de rigor que comentábamos al principio.

Para hacer las crepes deberemos preparar una sartén antiadherente. Así, le echamos unas gotitas de aceite (o un poco de mantequilla) e introducimos la masa para hacer la primera crepe. Una primera crepe desecharemos, ya que únicamente servirá para engrasar la sartén homogéneamente y que las crepes que la sigan queden perfectas. Para hacerlas, vierte un poco más de medio cucharón de masa en la sartén y muévela para que se esparza por toda su superficie, de forma que quede lo más fina posible. Después, deja que se cueza durante uno o dos minutos y dale la vuelta para hacerla por el otro lado.

... o crepes dulces como postre.

Deberás repetir este procedimiento hasta conseguir el número de crepes que quieras o hasta que la masa del bol se acabe.

Para servirlas, extiende una crepe en cada plato e introdúceles los ingredientes que más te gusten. Si quieres hacer unas crepes dulces habrás tenido que introducir en la preparación más azúcar que sal y ahora podrás hacerla de chocolate, azúcar, dulce de leche… o de aquel ingrediente dulce que más te apetezca. Si por el contrario, prefieres una crepe salada deberás introducir más sal que azúcar en la preparación y podrás hacerla de jamón y queso, de salchichas, de bacon… el cielo es el límite.

Foto 1 por basykes en Flickr

Foto 2 por norwichnuts en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...