¡Ey, que estás en las nubes!

Kumo es una colección única de recipientes para el hogar diseñadas por Massimo Lunardon mediante vidrio soplado a mano. ¡Pequeñas obras de arte con forma de nube!

Cristaleria forma nube

Cuántas veces habremos oído esa expresión y cuántas otras nos la habrán dicho a nosotros. Ese momento de abstracción en la que nadie ni nada nos saca de nuestro ensimismamiento… ahora, eso de estar en las nubes, puede ser algo mucho más literal con esta graciosa colección para el hogar que ha diseñado el italiano Massimo Lunardon. Piezas únicas para completar nuestra decoración, todas ellas recipientes con gran variedad de uso, pero siempre con un denominador común: ¡tienen forma de nube! Más grande, más pequeña, más esponjosa o menos… cada pieza ha sido concebida como una nube para contener algo en su interior.

La colección contiene tanto teteras, como copas, jarrones y otros recipientes de distinto tamaño a los que nosotros definiremos su uso. Servir el té, beber un café, decorar con flores… todas estas acciones ahora pueden hacerse sin abandonar nuestro paraíso de nubes, ofreciéndole un toque único, original e incluso divertido a la decoración. Seguro que con un juego tan interesante de piezas, ¡no tendrás competencia con tus vecinos! Una colección para sorprender a invitados y gastar las típicas bromas de: “prueba este té, te dejará en las nubes”. Búscale el propio sentido, y arranca unas risas a tu alrededor.

Todas las piezas tienen su propio encanto. Los recipientes con forma de nube están elaborados con vidrio soplado a mano por su diseñador, lo que hace que cada uno de ellos sea una obra de arte única y exclusiva de Massimo Lunardon, aunque al mismo tiempo encarece el producto, como era de esperar… Las piezas se completan con pies de cristal transparente que generar un contraste peculiar con el vidrio blanquecino de la nube. Es sin duda una colección con encanto que transmite buenas vibraciones, ¿no os parece?

La colección ha sido bautizada con el nombre de Kumo y podéis echarle un vistazo más de cerca en la página web de Vessel. Enseguida os asustarán esos 400 dólares que alcanza la colección completa, ¡y a quién no! Un precio algo disparado para la mayoría, pero no para los que buscan su próxima obra de arte para el hogar. Ahora sí que sí podemos decir que la colección nos ha dejado flotando en las nubes y ahí nos dejará, imaginando qué ocurriría si pudiéramos tenerla en el interior de nuestra mejor vitrina y, en cambio, el precio devolverá nuestros pies a la tierra para que dejemos de soñar… una pena, sin duda.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...