Helado de yogur, sácale provecho a tu Thermomix

Los helados son para el verano y con tu Thermomix te saldrán más buenos que nunca.

¿Quieres sacarle el máximo partido a tu Thermomix? Preparar helados con este robot de cocina es muy sencillo y rápido, solamente necesitas preparar los ingredientes adecuados y añadirlos al vaso. ¡Verás como mayores y pequeños disfrutan con tus creaciones! Hoy prepararemos uno de yogur, pero puedes hacerlos de los sabores que más te gusten. ¡Elige y disfruta!

Helado de yogur griego
Ingredientes:
-1 yogur griego natural
-150 gr. de azúcar blanco
-3 huevos
-200 gr. de nata para montar
-Sal
-Vinagre

Un buen helado casero.

Preparación:
Empezamos colocando la mariposa en las cuchillas; después echamos los 200 gr. de nata en el vaso de la Thermomix y la ponemos a velocidad 4; no vamos a programar ningún tiempo porque deberemos vigilarla hasta que veamos que esté montada. Volcamos la nata del vaso en un bol y lo guardamos en la nevera mientras preparamos el resto de ingredientes. Quitamos la mariposa de las cuchillas y sin lavar el vaso echamos las yemas de los huevos que teníamos preparados y la mitad del azúcar blanco. Programamos 2 minutos a 70 grados y a velocidad 4; pasado este tiempo añadimos el yogur griego y programamos velocidad 1 sin tiempo. Vamos subiendo la velocidad hasta llegar al nivel 6, de esta forma conseguiremos una mezcla homogénea perfecta. Cuando acabemos, volcamos en contenido del vaso en otro bol y lo dejamos enfriar en la nevera durante unos minutos.

Ahora, limpiamos el vaso y lo secamos. Una vez hecho, ponemos otra vez la mariposa en las cuchillas y echamos en el vaso las claras de los huevos que teníamos reservados con una pizca de sal y un chorrito de vinagre. Programamos 5 minutos a 37 grados y velocidad 3. Cuando quede un minuto añadimos el resto del azúcar poco a poco. Sacamos el bol con la mezcla homogénea que teníamos enfriando en la nevera y le añadimos las claras que acabamos de preparar; con una espátula o cuchara mezclamos todos los ingredientes suavemente.

Por último, agregamos al bol la nata montada que habíamos preparado al principio de la receta. Seguimos mezclando suavemente, preparamos un molde y le vertemos toda la mezcla. Después, lo metemos en el congelador y cada media hora removemos la mezcla para conseguir una textura cremosa. Unas 6 horas después, veremos cómo nuestro helado está listo para comer; aún así, tenlo unos 15 minutos antes de servirlo sácalo de la nevera. Verás como consigues una textura mucho más vistosa.

Foto por Andrew Mason en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...