Lasaña de calabacines y berenjenas, fantástica mezcla mediterránea

Disfruta de todo el sabor de la pasta y las verduras.

Si tienes cena en casa y no se te ocurre ninguna receta que puedas preparar, ¡Aquí tienes la solución! Una lasaña de verduras casera siempre te hará quedar bien ante los invitados. Además es muy fácil de preparar.

Lasaña de calabacines y berenjenas

Ingredientes (para 6 personas)
-1 kg. de berenjenas
-4 cucharadas de sal
-8 cucharadas de aceite de oliva
-2 cucharadas de mantequilla
-500 gr. de calabacines
-250 gr. de queso Mozzarella rallado
-600 ml. de passata
-6 hojas de lasaña verde precocinada
-60 gr. de queso parmesano
-Orégano
-Pimienta negra
-600 ml. de salsa Bechamel

Lasaña de calabacín y berenjena.

Preparación:
Empezamos cortando las berenjenas en rodajas finitas y colocándolas por capas en un bol. Entre capa y capa espolvoreamos un poco de sal y dejamos que todo repose durante unos 30 minutos. Después, pasamos las rodajas por agua fría y las secamos con papel de cocina.

Una vez hecho, cogemos una sartén, la ponemos al fuego, le añadimos un poco de aceite y le echamos la mitad de las rodajas de berenjena. Las freímos durante unos 7 minutos, hasta que veamos que se doran ligeramente. Después, colocamos un poco de papel de cocina en un plato y les escurrimos todo el aceite sobrante. Repetiremos la misma preparación con el resto de rodajas. Es el momento de derretir la mantequilla que teníamos preparada en la sartén; mientras este proceso se lleva a cabo cortaremos en rodajas los calabacines y los añadiremos a la sartén. Unos 5 minutos después veremos que empiezan a dorarse y podremos sacarlos de la sartén. También los escurriremos sobre el papel de cocina.

Cogemos una fuente para hacer la lasaña y le colocamos en la base la mitad de los calabacines y berenjenas. Añadimos sal y pimienta y espolvoreamos la mitad de la mozzarella- Cubrimos con la mitad de las hojas de passata y con 3 hojas de lasaña. Encima de las hojas de lasaña volvemos a repetir la operación. Colocamos el resto de rodajas de calabacín y berenjena, salpimentamos, añadimos el resto de la mozzarella, la passata y las hojas de lasaña. Cubrimos con la bechamel (casera o comprada) e introducimos la bandeja en el horno. Con el horno previamente calentado, sólo necesitaremos una media hora para conseguir que nuestra lasaña quede perfecta y lista para servir. Ten cuidado cuando saques la bandeja del horno porque quemará muchísimo.

Foto por shehal en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...