Magret de pato con salsa de vino tinto

Prueba esta fantástica receta mezclando la carne de pato con el vino que más te guste.

El pato es una ave con un sabor exquisito, además de característico. Concentra la mayor parte de su grasa en la piel, lo que le da ese sabor tan especial. A partir de su carne podemos sacar diferentes subproductos: el magret, el jamón de pato, el confit y el foie gras. Hoy prepararemos una receta con las pechugas del pato, es decir, un magret de pato.

Magret de pato

Magret de pato con salsa de vino tinto
Ingredientes (para 4 personas):
-2 pechugas de pato
-300 gr. de huesos de pato (pueden ser de las propias pechugas)
-1 dl. de aceite de oliva
-Sal
-Pimienta
-2 dl. de vino tinto
-Tomillo
-Laurel
-1 cucharada de harina
-1 cebolla
-1 zanahoria
-1 puerro
-1 l. de caldo de ave
-100 gr.de manteca de cerdo
Preparación:
Cogemos una cacerola y la ponemos al fuego, le añadimos la manteca de cerdo y doramos los huesos de pato que teníamos preparados. Lavamos y cortamos en trozos regulares la cebolla, la zanahoria y el puerro y los añadimos a la cacerola. Añadimos una pizca de sal, pimienta, tomillo y una hoja de laurel. Dejamos que todos los ingredientes se cuezan durante unos minutos y añadimos los 2 dl. de vino tinto; tendremos la cacerola al fuego hasta que éste último se haya reducido a un tercio. En ese momento, incorporaremos la harina y mezclaremos todos los ingredientes; después, haremos lo propio con el caldo de ave que teníamos preparado. A partir del momento en el que añadamos el caldo de ave, dejaremos que todos los ingredientes que hemos ido introduciendo en la cacerola hiervan durante 1 hora a fuego lento. Después, pasaremos el resultado por un colador fino y reservaremos el líquido.

Es el momento de preparar las pechugas de pato. Primero las sazonamos con sal y pimienta. Después, cogemos una sartén, la ponemos al fuego y le añadimos un poco de aceite; cuando esté caliente le añadimos las pechugas y las doramos por ambos lados. Cuando veamos que están hechas, las sacamos de la sartén y las escurrimos con papel de cocina; una vez escurridas las fileteamos.
Para servir este plato, cogemos una fuente y en el fondo disponemos la salsa que habíamos preparado (es importante que esté bien caliente); sobre la salsa colocamos las pechugas fileteadas. Para acompañar el magret, podemos preparar unas espinacas a la crema o unas hortalizas salteadas.

Foto: Magret de pato por jlastras en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...