Membrillo, salud y sabor en un mismo postre

El membrillo es una fruta muy sabrosa y nutritiva, contiene propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, además de regular nuestro colesterol, prevenirnos de problemas cardiovasculares y degenerativos o actuar como un antidiarreico.

El membrillo proviene del membrillero, un árbol mediano que se encuentra en la región del Cáucaso, situada en la frontera entre Europa del este y Asia occidental. Se trata de una fruta demasiado dura para comerla cruda, por lo que se suele utilizar para hacer compotas y mermeladas. En nuestro caso, lo utilizaremos precisamente para eso, haremos una pasta de membrillo muy dulce. Además de su sabor, el membrillo es beneficioso en otros aspectos: regula la hipertensión, es astringente para las mucosas intestinales, controla el colesterol, previene problemas cardiovasculares y degenerativos y es un antidiarreico. Por ello, es muy recomendable introducirlo en nuestra dieta.

¿Conoces el fruto llamado membrillo?

Membrillo
Ingredientes:

•1 kg. de membrillos
•1 kg. de azúcar
•2 limones
•Aceite

Preparación:

Empezamos limpiando los membrillos con un trapo húmedo, es suficiente con que les quitemos la pelusilla que a veces tienen por encima, por lo que no nos llevará mucho tiempo. Ahora, sin quitarles la piel, los cortamos en octavos, les quitamos el corazón y los metemos en una olla. Cuando acabemos con los membrillos, pasamos a los limones; los lavamos y secamos para hacerlos zumo. Cuando los hayamos exprimido, pasamos el resultado por un colador para eliminar cualquier resto que haya podido quedar. Recuerda que debes guardar la piel.

Es el momento de volver a los membrillos. Los habíamos dejando en una olla, por lo que ahora solo tendremos que echar agua hasta que los trozos queden cubiertos y poner el recipiente al fuego hasta que el agua empiece a hervir. En ese momento bajamos la potencia del fuego y dejamos que los membrillos se cuezan hasta que estén blandos (puedes comprobarlo pinchándolos con un tenedor). Cuando estén al punto, los colamos y los trituramos con la batidora eléctrica. Ahora tienes que pesar el puré y seleccionar el mismo peso de azúcar.

¡Dulce de membrillo acabado y listo para comer!

Volvemos a sacar la olla y le introducimos el puré de membrillo y la cantidad de azúcar que hayamos seleccionado. También introducimos el zumo y las pieles de los limones. Ponemos la olla al fuego (bajo) y removemos la mezcla continuamente con una cuchara de madera; veremos que llegará un punto en el que la masa se espesará, hecho que nos indicará que nuestra mezcla ya está lista.

Engrasamos un molde con aceite y vertimos la pasta de membrillo. Dejamos que se enfrié y ¡listo! Ya tienes tu postre preparado y listo para comer. ¿Verdad que no ha sido tan difícil? Muchas veces los platos nos parecen mucho más complicados desde fuera que a la hora de hacerlos.

Foto 1 por johnny.hunter en Flickr

Foto 2 por jlastras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...