Pando E-220: una campana extractora en el techo

Una propuesta diferente de la firma Pando que pasa por integrar la campana extractora en el techo de la cocina y controlarla con mando a distancia.

Extractor techo

Lo dije una vez y vuelvo a repetirlo: uno de los elementos menos estéticos de una cocina es la campana extractora, o al menos lo era mientras solo existían esas grandes chimeneas de techo que se alzan sobre los cuatro fogones de gas. Poco a poco han ido apareciendo otros diseños más discretos, más modernos o más bonitos por así decirlo que se integran mejor en la decoración de la cocina y que cumplen su función perfectamente como cualquier extractor convencional. También, las cocinas más aventajadas han empezado ya a trabajar con extractores integrados en la encimera, lo que significa que nos olvidamos ya de esas grandes campanas de techo y cualquier otro artilugio porque la extracción de humos se logra desde la superficie del banco, lo que es indudablemente una maravilla.

Pero hoy me he encontrado con una nueva forma de resolver este impacto estético que representa la campana extractora. Hablo de la Pando E-220, una campana que puede colocarse en la talla o el falso techo de la cocina, especialmente en cocinas isla (ya sabéis, esas cocinas con el mobiliario en el centro). Esta nueva propuesta, al igual que la que veíamos antes, elimina los obstáculos visuales y amplía el espacio de la cocina, haciendo desaparecer la tradicional campana y dejándonos solo una especie de rejilla integrada en el techo. Una rejilla muy bonita, todo hay que decirlo, porque está tapada con una carcasa plateada de acero inoxidable que impide ver lo que hay detrás.

Para poner en marcha el extractor, necesitamos retirar esa tapa, que se abate hacia abajo como una puertecita o trampilla. Al estar colocada a gran altura, os preguntaréis cómo podéis arreglároslas para llegar hasta la tapa y activar el extractor. Pues bien, tengo una buena noticia y es que podemos hacerlo manualmente pero también a través de un mando a distancia con el que podemos controlar el extractor sin malabarismo alguno. ¿La pega? Que cada día vivimos más rodeados de mandos a distancia. Más allá de esto, la campana es indudablemente innovadora a nivel estético y funcional, pues posee suficiente potencia como para extraer los humos desde una altura de dos metros y medio. Además, incorpora ocho lámparas LED para iluminar a la perfección la zona de cocción. La verdadera pega, como suele suceder, es el precio que ronda los 2.000 euros.

Fuente y fotos: Pando

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...