Pastel de verduras con Thermomix

Para preparar recetas más elaboradas, como este pastel de verduras, el mejor secreto es utilizar la Thermomix.

Servirse de la Thermomix para preparar platos más elaborados y complicados es el arma secreta de muchos cocineros. Por eso, hoy prepararemos un pastel de verduras con este robot de cocina, infatigable compañero de recetas. ¿Te animas?

La berenjena es un producto muy beneficioso para la salud

Pastel de verduras
Ingredientes:
Para el pisto

•250 gr. de berenjena
•250 gr. de calabacín
•150 gr. de pimientos verdes
•150 gr. de pimientos rojos
•200 gr. de cebolla
•½ kg. de tomate natural triturado
•100 gr. de aceite
•Sal
•Pimienta
Para el resto
•3 calabacines
•300 gr. de mozarella rallada
•50 gr. de parmesano rallado
•Mantequilla
•Aceitunas verdes
•Aceitunas negras
•Perejil

Preparación:
Para empezar, troceamos todas las verduras que hemos seleccionado para hacer el pisto en unos cuatro trozos. La cebolla y los pimientos (verdes y rojos) los cortaremos en trozos más pequeños. Después, metemos todos los ingredientes en el vaso y programamos la Thermomix 4 segundos a velocidad 3. Sacamos las verduras y las escurrimos sobre papel de cocina para que pierdan todo el líquido sobrante.

Ahora, colocamos la mariposa en las cuchillas del aparato y volvemos a echar todos los ingredientes, a excepción del tomate triturado y añadimos un poco de sal y pimienta. Programamos 15 minutos a nivel 1 y temperatura varoma. Pasado este tiempo, incorporamos el tomate y programamos 20 minutos más a la misma temperatura y velocidad; si creemos que necesita un poco más de sal y pimienta, procedemos.

Colocamos el recipiente varoma y le añadimos las patatas cortadas en rodajas y los huevos envueltos en papel film. Lavamos los 3 calabacines que teníamos reservados y sin pelarlos hacemos láminas muy finitas, salpimentamos y reservamos sobre papel de cocina. Cuando el pisto que habíamos dejado haciéndose esté hecho, cogemos un molde desmontable, lo forramos con papel de aluminio y lo engrasamos con mantequilla. Después, colocamos una capa con el calabacín que teníamos troceado y reservado, una capa de pisto, una capa de queso mozarella rallado y repetimos el proceso procurando que la última capa que nos quede sea de calabacín.

A continuación espolvorearemos el queso parmesano rallado y añadiremos un poco de mantequilla para que se gratine. Meteremos el molde en el horno y calentaremos durante 25 minutos a unos 200 grados. Acto seguido, desmoldaremos con cuidado el plato, espolvorearemos una pizca de perejil y lo serviremos acompañado de unas aceitunas negras y verdes. ¡Buen provecho!

Imagen | Isabel60

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...