Propiedades del kiwi

El kiwi es una de las frutas que más vitamina C y magnesio aportan, lo que lo convierte en el alimento ideal durante los meses de invierno, en los que acechan los resfriados y las gripes.

El Kiwi es una fruta exportada desde China que lleva pocos años entre la sociedad europea; de hecho, si en los años 70 hubiéramos preguntado qué era un kiwi pocos habrían sido los acertantes. Se trata de una fruta con muchos beneficios para nuestro organismo y por ello, un alimento que debemos incluir en nuestra dieta diaria.

El pigmento verde del kiwi es rico en magnesio

Su alto porcentaje de vitamina C provoca que un solo kiwi pueda cubrir nuestras necesidades diarias de esta vitamina, unas cantidades que debemos respetar pues se trata de una sustancia que toma parte constantemente en los procesos metabólicos de las células y es indispensable para el sistema inmunitario, la salud del tejido conectivo, la fortaleza de las venas y las arterias, la producción hormonal o la capacidad de concentración, entre otros aspectos.

El pigmento verde del kiwi tiene también mucho magnesio y es precisamente esta sustancia junto con la vitamina C antes mencionada la que estimula los procesos dinámicos del organismo. Además, el magnesio ayuda al buen funcionamiento del corazón y activa la proteína G que transporta las señales del cerebro a las células, lo que mejora las situaciones de estrés.

Así, vemos que los kiwis pueden ayudarnos a regular nuestro organismo y a fortalecerlo ante posibles ataques exteriores. Gracias a esta fruta, podemos prevenir infecciones y mejorar nuestro sistema inmunitario; acelerar el metabolismo y la producción hormonal; contribuir activamente al crecimiento óseo; estimular la actividad muscular (sobre todo la del corazón) y fortalecer los vasos sanguíneos y el tejido conectivo.

El kiwi es la mejor prevención contra los resfriados e infecciones gripales, por eso, especialmente en los meses de frío, tómate uno a media mañana y dale a tu organismo las cantidades de vitamina C y magnesio necesarias para hacer frente a las enfermedades. Solamente tienes que cortarlo por la mitad y vaciar cada una de las partes con una cuchara; fácil y cómodo para tomar en la oficina, el colegio o ¡cualquier lugar!

Además de tomarlo solo puedes cortarlo en trocitos y adornar las ensaladas o incluso hacerte batidos, aquí te dejamos una receta para hacerte un batido de kiwi exquisito. ¡Verás que bueno!

Ingredientes:
•4 kiwis
•250 ml. de leche
•2 cucharadas soperas de miel
•4 bolas de vainilla (opcional)

Preparación:
Pelamos los kiwis y los cortamos en pequeños trozos, después, los batimos junto con los 250 ml. de leche fría y le añadimos las 2 cucharadas de miel. Si nos apetece y queremos darle un poco más de contundencia a nuestro batido, podemos añadirle unas bolas de helado de vainilla y batir hasta que nos quede una textura suave y homogénea. Vertemos en vasos y servimos. ¡Buen provecho!

Imagen | Pink Sherbet Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...