Rosquillas, ¡dales tu toque personal!

A partir de la receta base de las rosquillas puedes crear miles de variantes, aquí tienes una preparada con licor de anís.

Preparar unas rosquillas no es tarea complicada, solamente necesitamos saber cuáles son los ingredientes a utilizar y las cantidades que hay que introducir. Aún así, para poder dar a las rosquillas su sabor más tradicional, aquel que las hace únicas y sabrosas, necesitamos aportar a la receta original nuestros propios trucos y gustos. En el caso de la receta que hoy presentamos, la corteza de limón y el licor de anís otorgan a las rosquillas un sabor muy característico. ¡Pruébalo y atrévete a aportar a la receta tu toque personal!

Redondas, dulces y deliciosas

Rosquillas de anís

Ingredientes:
-220 gr. de azúcar
-120 gr. de aceite de oliva (frito y enfriado)
-1 limón
-1 naranja
-600 gr. de harina
-3 huevos
-1 sobre de levadura
-50 gr. de licor de anís
-Sal

Preparación:
Lo primero que haremos para preparar nuestras rosquillas es pelar el limón, de forma que podamos trabajar con su piel; después introduciremos esta última en el vaso de la Thermomix y la pulverizaremos a velocidad 5-10 de forma progresiva. La sacamos del vaso y la reservamos.

Colocamos la mariposa a la Thermomix y echamos en el vaso los 3 huevos y los 220 gr. de azúcar; programamos a velocidad 3, 37 grados y 4 minutos. Una vez pasado este tiempo, programamos 4 minutos más sin temperatura. Después, retiramos la mariposa y vertemos en el vaso, junto con la mezcla que ya tenemos hecha, el aceite, el zumo de la naranja que teníamos preparada, el licor de anís, la ralladura de limón que hemos hecho al principio y una pizca de sal. Programamos para mezclar a velocidad 3 durante 5 minutos. Pasado este tiempo, echamos 300 gr. de harina (la mitad) y el sobre de levadura y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 6; después, vertemos el resto de la harina y volvemos a mezclar durante 20 segundos.

Es el momento de sacar la masa conseguida del vaso, una vez fuera la dejaremos reposar durante unos 10 minutos, de forma que adquiera la textura y consistencia adecuada. A continuación, damos a la masa la forma de las rosquillas, ponemos una sartén con aceite al fuego y cuando esté caliente le introducimos las rosquillas. Cuando veamos que están doradas por ambos lados podemos retirarlas del aceite y escurrirlas sobre papel de cocina, de forma que pierdan todo el aceite sobrante. Por último, espolvorearemos por encima de las rosquillas un poco de azúcar.

¿Tienes algún truco para hacer las rosquillas? ¿Te apetece explicárnoslo? ¡Anímate, no seas tímido y compártelo con nosotros!

Foto: Rosquillas de la abuela por Daquella manera en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...