¿Por qué usar ventanas de PVC?

Por empezar, vale destacar que en diferentes países de Europa, como por ejemplo: Francia o Irlanda, el uso de este tipo alcanza entre el 60 y 80% de las construcciones. En el caso de España, si bien el número es bastante más bajo, la utilización de este tipo de material va creciendo poco a poco.

¿Por qué usar ventanas de PVC?

A la hora de la instalación de ventanas, una muy buena idea siempre son las de PVC. Este material tiene muchas ventajas desde diversos puntos de vista, y esto es lo que veremos a lo largo de este post.

Por empezar, vale destacar que en diferentes países de Europa, como por ejemplo: Francia o Irlanda, el uso de este tipo alcanza entre el 60 y 80% de las construcciones. En el caso de España, si bien el número es bastante más bajo, la utilización de este tipo de material va creciendo poco a poco.

El PVC o también denominado ploricloruno de vinilo es una combinación de carbono, hidrogeno y cloro, que logra una vida útil mayor a los 50 años, lo que se transforma en la primera de las ventajas: La Durabilidad.


Por otra parte, las ventanas de PVC también muestran beneficios desde el punto de vista ecológico. Se trata de un material que utiliza recursos naturales, logrando reducir el consumo eléctrico y emisiones de CO2 a la atmosfera, en comparación con otros materiales como el aluminio.

También es recomendable por su resistencia. A las ventanas de PVC no les afecta la salinidad del mar, es insensible a la humedad, y altamente recomendable en ambientes agresivos.

Además, entre los tantos beneficios que las ventanas de PVC presentan, el modo de mantener dicho material es otro de ellos.

Siguiendo algunos simples consejos y normas, el mantenimiento de las ventanas de PVC puede ser realmente sencillo.

Lo primero que tendremos que  saber es que nunca debemos limpiar las ventanas con un trapo seco. Esto es para evitar rayar la superficie. Como así tampoco debemos pintar los perfiles.

Estos últimos, solo debemos limpiarlo con un paño suave, con agua y jabón neutro, de forma esporádica.

En cuanto a los herrajes, siempre es recomendable limpiarlos y engrasarlos con exento de ácidos. Mientras que las ranuras de aireación es importante que las mantengamos limpias y abiertas.

Las Juntas de cierre y acristalamiento, en cambio, debemos limpiarlas con agua y jabón neutro.

Y por último, también es importante conocer que dentro del mercado existen Kit de limpieza exclusivos para este tipo de ventanas. En los mismos encontraremos líquidos limpiadores, lápiz de mantenimiento para las juntas, aceite lubricante para herrajes, entre otros materiales útiles para el mantenimiento correcto de la ventana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...