15 alimentos que nunca debes guardar en la nevera

Si eres de los que siempre conserva todos los alimentos en la nevera, hoy vamos a demostrarte que cometes un gran error. ¡Toma nota de aquellos que deberías evitar poner en el frigorífico!

alimentos

Aunque la nevera es un gran electrodoméstico, por extraño que parezca, no todos los alimentos se pueden guardar en ella. El frío conserva los alimentos, pero no siempre es así, porque en algunos casos lo que hace es descomponer los alimentos y hacerle perder su sabor original.

La gran variedad de alimentos de diversos países y la compra semanal o quincenal, te obliga a usar el frigorífico para guardar todo lo que has comprado y no se te estropee. Es por eso que a veces se te olvida el sabor real de los alimentos por querer conservarlos durante mucho más tiempo. Hoy te vamos a ayudar que algunas de las recetas que compartimos contigo sepan mejor gracias a la recomendación de conservar sin nevera a toda una serie de alimentos.

No los pongas jamás en la nevera

Hoy voy a darte una lista de alimentos que no debes guardar en la nevera, para no estropearlos y alterar su sabor:

  1. Aguacate. Si el aguacate está maduro, no lo metas en la nevera para que dure más. El frío de la nevera hará que se ponga negro y amargo.
  2. Patatas. El frio de la nevera hace que el almidón de la patata se convierta en azúcar, por lo que acabará convirtiéndose en harinosa y dulzona. Lo mejor es guardarlas en bolsas de papel en un lugar oscuro.
  3. Chocolate. El chocolate no debe meterse nunca en la nevera a no ser que tenga relleno o haga mucho calor. El chocolate en la nevera actúa como una esponja y se llenará de los olores de los otros alimentos, además el frío hará que le salga una capa de color blanco que hará que su sabor cambie. El chocolate debe guardarse en bolsas de plástico con cierre.
  4. Miel. La miel no debe guardarse en la nevera porque cristaliza y pierde su textura. La mejor manera de conservarla es en un bote cerrado en un lugar oscuro.
  5. Hierbas aromáticas. Las hierbas aromáticas como el perejil, albahaca, tomillo… no debes guardarlas en la nevera porque se ponen mustias y pierden su olor. Lo mejor es que las conserves en un vaso con agua como si de flores se tratara.
  6. Quesos curados y semicurados. El queso curado pierde su sabor original dentro de la nevera, lo mejor es guardarlo en un sitio fresco en un recipiente con aceite para que no se reseque.
  7. Jamón serrano. El jamón serrano pierde su elasticidad y frescura cuando se mete en la nevera. Es mejor conservarlo en un lugar fresco pero al aire libre.
  8. Bollería y pan de molde. El frío provoca que el pan envejezca más rápido. Si se necesita por más tiempo, es mejor congelarlo y luego hornearlo. El pan de molde en la nevera pierde su textura, pero alarga su vida evitando la parición de moho.
  9. Ajos y cebollas. Los ajos y cebollas en la nevera pierden su textura y  sabor. Es mejor que los guardes en una bolsa de papel en un lugar oscuro y ventilado.
  10. Tomates. Es mejor guardarlos a temperatura ambiente pues el frío daña su pulpa.
  11. Plátanos. Esta deliciosa fruta se lleva mal con la nevera, pues el frío hace que se pongan negros e insípidos.
  12. Café. El café no se lleva bien con el calor, por eso durante un tiempo se recomendaba guardarlo en la nevera, pero esta opción no es correcta pues el café absorbe los olores de los demás alimentos. La mejor manera de guardar el café, es en un frasco hermético alejado del calor y del frío.
  13. Latas de conservas. A excepción de las anchoas que son semiconserva, los demás enlatados no necesitan estar en la nevera. Al abrir la lata, si te sobra, es mejor que lo cambies de recipiente y ahora si, guardala en la nevera.
  14. Encurtidos. Los encurtidos se conservan gracias al vinagre por eso no necesitan estar en la nevera. Al igual que las latas de conserva, es mejor que una vez abiertos los conserves en la nevera.
  15. Aceite y vinagre. El vinagre no necesita frío para mantenerse y el aceite se solidificará.

En muchas ocasiones nos quejamos de la comida, que ya no sabe igual que antes y todavía guardas en tu recuerdo el jamón, los embutidos o el queso que te daba tu abuelo, pero si te pones a pensar, te darás cuenta que él no los conservaba en la nevera ¡ Recuerda hacer tú lo mismo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...