4 trucos para limpiar todo lo que sea de ante o nubuck

El ante es un material que puede necesitar cuidados específicos, sobre todo para tratar las manchas en él. Hoy te damos algunos consejos específicos para poder lograrlo sin dañarlo.

sofa ante

Cada tejido requiere de unas condiciones específicas para su limpieza y hay algunos que se resisten más que otros. Ya sea en el mobiliario, o en las propias prendas de vestir, seguramente más de una vez te hayas preguntado cómo se limpia correctamente el ante o el nubuck, y de eso es precisamente de lo que queremos hablarte hoy. En realidad, no es difícil dejarlo como nuevo aunque sí es cierto que requerirás de algunos materiales especiales y de algunas técnicas que no siempre son conocidas por todos. Una vez conozcas estos trucos te aseguro que no habrá nada que se te resista.

Los trucos de limpieza que te hemos mostrado en ocasiones en nuestro blog pueden serte de gran ayuda de forma general, pero desde luego, el ante es uno de esos tejidos que requieren tomar medidas específicas. No es el único. De hecho, solo hace falta echar un vistazo a las etiquetas que llevan consigo las prendas de vestir para darse cuenta de que son muchas las fibras que requieren de condiciones especiales para su lavado. No siempre les prestamos atención y, precisamente por ese detalle, es habitual que te encuentres con problemas en los resultados finales. Así que, si no quieres jugártela con el ante, toma nota de lo que viene a continuación.

¿Cómo limpiar el ante de manera fácil?

Los métodos de limpieza del ante que vienen justo a continuación pueden ser utilizados tanto en mobiliario como sofás o sillas tapizadas con éste, como en las propias prendas de ropa o zapatos. Teniendo en cuenta que en la actualidad el ante o nubuck es una verdadera tendencia de moda, no sería de extrañar que te viniesen realmente bien para dejar tu armario impecable.

  1. Cepillo o cepillo de dientes viejo: lo cierto es que guardar los cepillos de dientes viejos o los cepillos que ya no utilizas puede serte mucho más útil de lo que pensabas y tiene connotaciones en muchos sentidos para acceder a suciedad acumulada. Sin embargo, en el caso del ante, que es lo que nos interesa hoy, este utensilio te ayudará a eliminar las partículas de polvo más gruesas y será tu aliado perfecto para la limpieza diaria de este material. La piel recobrará su forma original, así como poco a poco su color.
  2. Borrador o esponja mágica: seguramente la habrás visto en más de una ocasión en el supermercado, como una opción para eliminar manchas. Debes saber que además de este uso genérico, también tiene una gran utilidad al usarse sobre el ante por lo delicada que resulta. Para un correcto uso sobre éste debes mojarla ligeramente en agua caliente e insistir sobre las manchas. Poco a poco, al restregarla sobre ellas, verás cómo las manchas desaparecen al mismo tiempo que te vas quedando sin esponja. En todo caso, su precio económico valdrá la pena como una buena compra.
  3. Agua caliente y jabón de los platos: creo que es un truco que funciona en prácticamente todos los sentidos, pero que por la delicadeza del material, quizás no te atrevías a utilizarlo con el ante. Simplemente echa en un cepillo un poco de lavavajillas y frota suavemente con agua caliente. Sino, empapa un trapo húmedo con jabón y ponlo sobre la mancha. Encima de éste uno seco. Si presionas, la mancha debería desaparecer. Si no es así, repite la técnica.
  4. Papel de periódico: sobre todo en el caso de los zapatos, que son los que más habitualmente se pueden acabar mojando es interesante conocer este truco. Si llegas a casa con ellos empapados, pon en su interior papel de periódico. ¿Para qué? El ante mojado deja mucho cerco en la propia prenda y esto se convertirá luego en una mancha difícil de eliminar para la que tendrás que poner en marcha los trucos anteriores. Para evitarlo, deja que sea el papel de periódico el que absorba toda la humedad y ahorra esfuerzos.

Todos los trucos que te hemos mostrado anteriormente permiten presumir de un ante como nuevo. Más aún si el ante que tienes es de color o estampado, en el que se suele acumular más suciedad y las manchas se hacen más visibles. Aún así, te recomiendo ponerlos en práctica también en aquellas superficies más oscuras porque conseguirás restaurarlo y darle un aspecto muy similar al que tenía el primer día ¿Te animas a ponerlos en marcha?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...