Algunos trucos para mimar a tu gato en su día internacional

Es el día internacional del gato, así que toca celebrarlo como se merece. Lo vamos a hacer con unos trucos que te ayudarán a mimarlo, como por ejemplo comprarle un rascador, dormir la siesta tranquilamente con él, dejarle dormir donde quiera y hacerle un masaje suave

Consejos mimar al gato

El 22 de febrero es el Día Internacional del Gato, así que las personas que tienen a este simpático animal como mascota están de celebración. Sin duda, tener gato es una buena forma de tener compañía, cariño y de ser feliz a diario. Por este motivo, hay que mimarlo y quererlo, especialmente en esta fecha tan especial.

El problema es que no todo el mundo entiende cómo mimar a un gato, y a que es un animal muy particular y diferente a otros ¿Quieres aprender a darle lo que se merece? Pues no te pierdas todos estos trucos para hacerle feliz.

Cómo mimar al gato

Un gato no se comporta de la misma forma que otros animales como el perro, así que hay que tratarle de diferente manera. Por este motivo, vamos a traerte cuatro trucos específicos para mimarlo y celebrar de la mejor forma su día internacional.

Dale varios sitios para dormir por la casa

Los seres humanos somos animales de costumbres, así que nos gusta siempre dormir en la misma cama. En cambio, el gato es diferente, ya que cada día duerme en un sitio diferente. Lo puedes ver durmiendo en tu cama, en su rincón, en la silla de la cocina, encima del sofá o incluso en el suelo si hace mucho calor.

Por este motivo, una de las mejores formas de mimarlo es dejarle dormir donde él quiera y ponérselo fácil. Si es verano, coloca una alfombra para que duerma en el suelo si quiere, algo que le permitirá hacerlo de forma más cómoda. También puedes comprarle una cama o colocar cojines en las sillas si acostumbra a dormir allí.

Además, déjale dormir donde él decida, incluso si es una cama. Recuerda que ellos no son como los humanos y no pueden dormir en el mismo sitio siempre. Si deja pelos, es tan fácil como comprar un aspirador de pequeño tamaño y listo.

El gato es un animal tranquilo

Los gatos tienen una forma de ser diferente a la de los perros. Aunque ellos no te muestren su cariño de forma tan abierta, eso no significa que no te quieran. Lo demuestran mediante la tranquilidad, colocándose junto a ti mientras estás descansando.

Es más, incluso podéis echar la siesta juntos mientras el gato se coloca junto a ti. Lo importante es que le dejes tranquilo y no le atosigues mucho, simplemente acariciándole un poco la zona de la cabeza y de la espalda. Al final, el animal se acercará a ti cuando estés durmiendo la siesta, ya que se acabará creando un vínculo entre tú y tu mascota.

El rascador es su mejor amigo

Los gatos tienen un impulso natural de rascarse, ya que necesitan marcar su territorio mediante las glándulas de sus patas. Además, les ayuda a mantener sus uñas fuertes. El problema es que lo pueden hacer con tus muebles y la tapicería, estropeando tu casa por completo.

Como no lo pueden evitar, la solución no es reñirlos, sino darles un rascador de gatos. Lo puedes comprar en cualquier tienda de animales, pudiendo coger algunos de diferentes niveles y con juguetes incorporados que les permitan jugar y mantenerse siempre activos. Si el gato está en varias habitaciones, compra uno para que lo pueda usar en cada una de ellas.

Es más, incluso puedes hacerte un rascador casero de alta calidad por muy poco dinero. Simplemente necesitas un poste de madera de unos 70 cm de altura, cubierto con tela áspera y montado verticalmente sobre una base muy ancha y estable. De este modo, el gato podrá estirarse sobre sus patas traseras hacia arriba sin riesgo de volcarlo (si nota que es inestable, no lo usará por miedo a caerse).

Así se hacen los masajes para gatos

Aunque los gatos no necesiten de los mimos tanto como los perros, no significa que no haya que acariciarlos y darles masajes de vez en cuando. Hacerlo ayudará a crear un vínculo estrecho con nosotros y a hacerle sentir bien, ya que sabrá que le quieres.

Para ello, acarícialo haciendo círculos pequeños con los dedos de forma suave. Empieza por las orejas, pasa al cuello y finalmente acaba en la espalda. Hazlo lentamente y verás cómo el animal se siente muy a gusto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...