¿Cómo evitar que haya filtraciones de aire en las puertas de tu casa?

Si en tu casa hay corrientes de aire en las zonas de las puertas, puedes conseguir mejorar la climatización con burletes y bajos de puerta.

puertas

Probablemente ahora que el frío del invierno se hace notar, te hayas dado cuenta que con la puerta abierta, aunque ésta sea completamente interior, entra más aire y por lo tanto, la temperatura baja. Pero aún si la cierras, las rendijas que quedan permiten pasar aire que acaba por enfriar la habitación por la que probablemente estés pagando energía para poder calentarla. En este caso concreto queremos ayudarte a evitarlo, y vamos a darte un sencillo truco que puede hacer que tus puertas estén bien aisladas, y por lo tanto, que podrían suponer gastar menos dinero en la calefacción o cualquier otro medio que utilices para la climatización del hogar.

Para evitar las filtraciones de aire en las puertas de tu casa, lo que tienes que hacer es acudir a los que se conocen como burletes y bajos de puerta. Ambos métodos te permitirán tapar esos huecos por los que se cuela el aire, y aunque no los veamos realmente, si nos colocamos justo al lado de una puerta, podemos ser muy conscientes de ello. ¿Y qué son estas dos cosas? ¿Cómo se colocan? A continuación te lo contamos en Vivir Hogar.

Los burletes son tiras que pueden haber sido fabricadas en caucho, espuma, silicona u otros materiales y que se venden en una especie de cinta adhesiva. Ésta cinta se adhiere a las zonas de puertas y ventanas por las que se puede colar el aire y hacen que se produzca un cierre hermético. Ante un cierre así, se asegura que la estancia queda mucho más aislada, y que por lo tanto el control de la temperatura en su interior será más sencillo, ya que no habrá aire que lo cambie de una manera brusca y constante. El precio de estos burletes es muy económico en el mercado y puedes conseguirlo por alrededor de unos 3,50 euros por cada cinco metros. Además, son muy fáciles de colocar.

Los bajopuerta son por su parte piezas rígidas que se colocan bajo las puertas de casa y que actúan, al igual que los anteriores impidiendo que entre o salga el aire. En general cumplen idéntica función, aunque su colocación puede ser algo más problemática. Hay varias opciones dentro del actual mercado y es tan solo una cuestión de estética cuál de ellas vas a elegir para tu hogar.

Con una u otra opción, podrás asegurarte de un menor gasto en calefacción y sobre todo, te saldrá realmente económico ¿Te animas a ponerlos en casa?

Imagen: Martha Silva

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...