Cómo limpiar porcelana y cerámica

En general la mayoría de los elementos decorativos de una casa son de porcelana y cerámica. Es por eso que es necesario conocer la forma correcta de limpiarlos y darles un buen acabado. En este post conoceremos algunos consejos útiles para lograr hacerlo de forma correcta.

Me animaría a decir que la mayoría de los objetos decorativos utilizados en un hogar son de porcelana o cerámica. No solo aquellos que colocamos en las repisas con el mero objetivo de decorar un ambiente, sino que también aquellos de bazar, los cuales utilizamos generalmente para vestir o preparar la mesa.

Cómo limpiar porcelana y cerámica

Al igual que sucede con cada elemento de nuestra casa, los de porcelana y cerámica también necesitan de un correcto mantenimiento y una buena limpieza para que su acabado sea tan bueno como la primera vez que los compramos.  Valga la redundancia, al igual que todos los otros elementos decorativos, los de porcelana y cerámica también tienen una buena y eficaz forma de limpiarse.

En términos generales vale destacar que cualquiera de los dos materiales puede ser limpiado con un poco de agua tibia y detergente, logrando un buen resultado. En este caso debemos tener bien en cuenta que el enjuague debe realizarse con agua fría, para luego secarlo con un pequeño paño que no deje pelusa. De esta forma lograremos tener un acabado brilloso.

En el caso particular de la cerámica, la misma resulta porosa, razón por la que podemos optar por frotar con un paño húmedo y suave. Si en cambio nos encontramos con un elemento de cerámica que este manchado, entonces lo que podemos realizar es cubrir la pieza con sal gruesa húmeda o bicarbonato con agua, en forma de pasta, y dejar reposar aproximadamente unos 30 minutos para que la preparación actúe y absorba la mancha. Posteriormente debemos enjuagarlo con mucha agua. En caso de que sea necesario podemos repetir el proceso hasta que la mancha desaparezca.

Como habrán notado, siempre es conveniente no utilizar agua muy caliente, ya que estamos ante la presencia de piezas muy delicadas. Esta es la razón por la que también debemos tener mucho cuidado al momento de manipularlas.

Para conseguir una excelente limpieza, y a modo de resumen, podemos marcar los siguientes puntos:

  • Utilizar agua tibia y detergente líquido.
  • Enjuagar con agua fría y secar con un trapo suave.
  • Frotar con un trapo suave y húmedo si la cerámica es porosa.
  • Utilizar sal húmeda o bicarbonato con agua formando una especie de pasta para eliminar manchas en los
    elementos de cerámica o porcelana

Fuente: Okdecoracion

Foto: Porcelana por ayacata7 en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...