¿Cómo puedes saber si una prenda destiñe al lavarla?

Si siempre has querido adelantarte a accidentes en la lavadora averiguando qué prendas destiñen, hoy te ayudamos a hacerlo con un sencillo truco.

lavadora

Imagino que más de una vez os ha ocurrido, sobre todo con prendas nuevas, que al terminar de poner la lavadora la sorpresa con la que te encuentras resulta realmente desagradable. De repente, todo se ha teñido del color menos esperado y se han estropeado unas cuantas prendas que realmente adorabas. Aunque para ellas puede que todavía encuentres solución con nuestros trucos para quitar manchas, lo que pretendemos hoy es enseñarte a evitar en la medida de lo posible que la ropa destiña en la colada ¿Cómo? Identificando aquellas prendas que sí dejan rastros de su color y lavándolas por separado.

¿Cómo puedes saber si una prenda destiñe? En realidad, cuando una prenda lleva contigo tiempo, es ya habitual que sepas si destiñe o no. El problema viene con las prendas nuevas. Si estás en ese caso, entonces deberías comprobar que las tuyas no destiñen colocando una de las zonas menos visibles de la prenda bajo el grifo o en una bañera con agua caliente. Una vez esté mojada esa zona, frótala bien con jabón. Vuelve a enjuagar. Si el agua sale de color, puedes concluir que esa prenda destiñe. Sino, entonces podrás estar tranquilo y ponerla en la lavadora con otras prendas que tampoco destiñan.

Hay algunos tejidos que también te pueden ayudar a evitar desastres en la colada. Por ejemplo, las prendas que son de poliester o acrílicas no destiñen. Eso sí, la composición del tejido debe ser de estos materiales al 100%, ya que sino, sí que podrían darse desteñidos por los demás elementos que conforman la mezcla con la que se ha fabricado la prenda. Al mismo tiempo, en la ropa interior es difícil encontrar prendas que destiñan por lo que por norma general, puedes colocarlas en la lavadora sin pasar la prueba de fuego que hemos detallado anteriormente.

Es conveniente que sepas que algunas prendas, sobre todo aquellas de tejidos más delicados como pueden ser la lana y la seda no pueden ser sometidas al proceso anterior. Eso ocurre porque ambos materiales exigen que cuando comienza el proceso de lavado éste llegue a su fin, ya que sino, tienden a deteriorarse. Pero como ambas se lavan en ciclos diferentes, lo mejor es juntarlas con otras prendas del mismo tejido, o si son pocas y de muy buena calidad, optar por llevarlas a la tintotería para evitar tener problemas con ellas.

Imagen: atrapadoenunpueblo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...