Decoración brasileña

La decoración brasileña se acentúa por combinar tonos fuertes y tonos que evocan la naturaleza; por tener cortinas ligeras y de colores suaves, de forma tal que permita la libre circulación del aire y la luz; por tener muebles de estilo rustico; y por incorporar artesanía decorativa. Como se puede apreciar, va a tono con las características propias del Brasil que son la naturaleza, la alegría y los colores fuertes.

Colores intensos, un clásico de la decoración de Brasil

De los estilos decorativos ya hemos comentado bastante. Hemos hablado de estilos clásicos, modernos, minimalistas, rústicos e incluso pusimos el acento en algunos estilos que, poco a poco, van ganando más adeptos gracias a la fusión que hacen de las principales características de otros estilos. Sin embargo, en esta oportunidad nos detendremos en un estilo que es propio de un país encantador, alegre y muy colorido. Nos referimos a Brasil.

Brasil es un país sudamericano que es conocido internacionalmente por su intensa naturaleza, su música alegre y sus colores vivos. El Amazona y los Carnavales son dos hitos de este país. Y acompañando estas características propias de Brasil, la decoración de las viviendas va a tono con ellas. Es decir, la decoración brasileña se acentúa por combinar tonos fuertes y tonos que evocan la naturaleza; por tener cortinas ligeras y de colores suaves, de forma tal que permita la libre circulación del aire y la luz; por tener muebles de estilo rustico; y por incorporar artesanía decorativa.

En relación a los colores, la decoración brasileña nos señala que en el piso lo más recomendable es colocar alfombras o tapices en la gama del marrón o tostado haciendo alusión a la tierra. Luego, debe haber sectores pintados (o con elementos decorativos) en verde invocando la naturaleza o en colores beige invocando la arena de la playa y, respecto el color de pintura de las paredes, esta decoración apuesta por los tonos fuertes y bien alegres, como el azul y el verde.

Asimismo, utilizan colores intensos como el fucsia y el rosa para los cojines del sofá o el tapizado de las sillas.

Acompañando estos colores, la vivienda debe tener elementos, objetos y muebles rústicos como muebles de madera, asientos de escayola, elementos de mimbre y artesanía regional. El barro, el estaño, la madera, las hojas de bananera, el bambú y la liana son los materiales por excelencia de este estilo decorativo oriundo del Brasil.

Dentro de la artesanía regional se puede optar por botijas, jarrones y cazuelas, como por piedras de diferentes tamaños y trabajadas, es decir, piedras con figuras.

También cabe agregar que es recomendable tener ligeros visillos en blanco, ya que éstos permitirán que la luz natural traspase a través de ellos inundando los ambientes con una hermosa luz.

Y por ultimo, y esto va como un consejo nuestro, les sugerimos que tengan música brasileña (puede ser de Caetano Veloso) y así pueden disfrutar de un hermosa e intensa decoración brasileña.

Vía | Terra
Foto | Prefeitura de Olinda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...