Haz jabón líquido en casa de forma fácil

¿Has querido alguna vez tener tu propio jabón casero? Hoy te enseñamos cómo elaborarlo de forma fácil.

jabon liquido

En muchas ocasiones, los productos que utilizamos en el hogar podemos hacerlos nosotros mismos o servirnos de trucos caseros que nos ahorran dinero, y al tiempo nos hacen elegir alternativas mucho más naturales. De esa base partimos hoy, porque vamos a enseñarte una manera muy sencilla de hacer tu propio jabón líquido. Por un lado, te saldrá mucho más económico, y por otro, vas a poder personalizarlo con la fragancia que más te guste, por lo que estará adaptado sin condiciones a tus propios gustos. ¿Quieres que te contemos cómo se hace? ¡Pues sigue leyendo!

El jabón líquido que vamos a preparar en este caso proviene del jabón en panela que puedes comprar en cualquier supermercado. Ese jabón es el más natural de todos, y además, resulta mucho más barato. Eso sí, te recomiendo que elijas uno pensando para prendas sensibles, ya que de esa manera tendrás también uno de los aromas más suaves y la fragancia que le añadas no saldrá perjudicada o mezclada perdiendo buena parte de su esencia. A continuación, el resto de ingredientes y el paso a paso para obtener tu jabón líquido casero.

Ingredientes

  • 1 litro de agua destilada
  • 1 cucharada de glicerina pura
  • 1 panela de jabón rayada previamente o restos de jabón que tengas en casa
  • 2 cucharadas de esencia de tu preferencia

Paso a paso

Para elaborar este jabón líquido no tienes más que mezclar todos los ingredientes, dejando para el final la glicerina. Asegúrate de elegir un recipiente de barro o cristal para hacer la mezcla. Lo colocas al baño María, y con una cuchara de palo vas mezclando hasta que consigas que el jabón sólido se haya diluido del todo. En cuanto esté listo sácalo del fuego, y añade la glicerina sin parar de revolver. En ese punto, deberías encontrarte ya con tu jabón líquido listo, aunque tendrás que esperar a que se enfríe para no quemarte a la hora de embotellarlo.

Lo mejor es colocarlo en una botella con dosificador, ya que de ese modo será mucho más fácil utilizarlo después. En caso de que quieras elaborar jabón con espuma, lo único que tienes que hacer es al final de la mezcla echar un poco de gel espumoso. De esa manera, lograrás que tu jabón líquido se transforme rápidamente en un jabón de baño. Este jabón puedes usarlo tanto para el lavado de la ropa, como para la higiene de manos o de la piel. ¿Es fácil, no?

Imagen: Mariana Heinz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...