Las mejores sábanas de cama según la estación del año

Dependiendo de la estación del año, debes escoger un tipo de sábanas u otras para la cama. Por ejemplo, en verano busca sábanas de seda que sean frescas, mientras que en invierno debes apostar por materiales que den calor como la franela

Sábanas de cama estación

Elegir la ropa de cama correcta siempre ha sido fundamental para dormir mejor. Dormir con unas sábanas de calidad marca la diferencia para conseguir un buen descanso.

Eso sí, no se deben usar las mismas sábanas de cama en cada estación, ya que hay varios tipos según cada temporada o estación del año. Si no sabes cuál escoger, hoy aprenderás cómo hacerlo, pudiendo así evitar el frío en invierno y el calor en verano.

Elige la mejor ropa de cama

En el caso de que leas esto en invierno, deberías apostar por las sábanas de franela. Este material sirve para acumular calor, así que ayuda especialmente contra el frío extremo en zonas de montaña. Eso sí, deberías evitarlas en estaciones donde haga mucho calor o en lugares donde el invierno sea más caluroso.

Si estás en otoño, podrías seguir apostando por la franela si vives en una zona fría, aunque eso no siempre ocurre. Por este motivo, es una mejor opción la sábana de algodón o de lana, las cuales son gruesas, pero no acumulan tanto calor como el material anterior.

Para la temporada de verano, la cosa cambia un poco. Si estás en el verano, las sábanas deben ser frescas y cómodas, además de ser muy transpirables. Los mejores materiales para que eso pase son el bambú y especialmente la seda. Además de garantizar comodidad y frescura, también son suaves al tacto.

En primavera puedes usar las mismas sábanas que en otoño si la temperatura en tu zona es más fría. En el caso de que sea más cálida, puedes apostar por las de verano. Además, puedes usar sábanas de lana y algodón, pero apostando por un grosor un poco más fino que el usado en otoño.

En cualquier caso, no solo hay que mirar el material de la sábana y su composición, sino también sus calidades y la marca usada. Algunas marcas de mala calidad tienen materiales que pierden propiedades rápidamente, además de ser de peor calidad. Por ejemplo, una sábana de algodón podría serlo solo en parte, estando mezclado con otros materiales sintéticos de peor calidad.

De este modo, a veces lo barato podría salir caro, así que apuesta por sábanas de alta calidad si quieres dormir cómodamente. Además, puedes preguntar al dependiente de la tienda sobre los mejores materiales, para lograr ampliar información e hilar más fino a la hora de comprar sábanas de cama. Gracias a esto, podrás dormir como un niño y descansar como te mereces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...