Otro truco para restaurar cubiertos de madera

Si tienes cubiertos de madera y quieres asegurarte de que estén como el primer día y además no te causen ningún problema, toma nota de este truco para limpiarlos y conservarlos.

cubiertos madera

Los cubiertos de madera han sido una de las tendencias en utensilios de cocina que más veces hemos visto repetida en los catálogos de las diferentes marcas y sus propuestas para el hogar. Sin embargo, aunque pueden resultar realmente prácticos porque cuidan de nuestras sartenes y ollas, requieren de unos cuidados que no siempre tenemos en consideración. ¿Notas que tus cubiertos de madera ya no están como el primer día? ¿Crees que la limpieza de estos no es suficiente? Si la respuesta es sí, deberías echar un vistazo al truco casero que te presentamos hoy para conservar tus cubiertos de madera.

Los cubiertos de madera pueden acumular gérmenes con mayor facilidad, y por eso es importante asegurarnos de su limpieza. Al mismo tiempo, la madera no se lleva demasiado bien con el agua, y es por eso que cada cierto tiempo debemos intentar recuperarla para recobre todo su brillo y nuestros cubiertos sigan estando casi como el primer día. Aunque el uso les desgastará de forma inevitable, si sigues el consejo que te damos a continuación sí que notarás una gran diferencia con respecto a no apostar por el truco. ¿Qué dices, te animas a hacer que tus cubiertos de madera estén impecables y luzcan mejor?

Lo primero que debemos hacer es lavar los cubiertos con el truco que ya te habíamos mostrado en nuestro blog. Para que los cubiertos de madera recuperen toda su forma tenemos que lijarlos con una lija específica de madera. Hay que tener en cuenta que determinados daños por el uso no van a poder eliminarse, pero sí que podrás tener una superficie uniforme mucho más lisa que hará que luzcan mejor. A continuación debemos pensar en aplicar, o bien pintura de otro color, o bien un barniz.

Si vas a cambiarle el color a tus cubiertos de madera conseguirás que puedan ir a conjunto con tu cocina, o ser un utensilio que aporte un poco de alegría en esta estancia. Es una manera fácil y económica de recuperarlos, y sobre todo, de evitar tener que comprar otros nuevos para seguir las tendencias decorativas. Si prefieres optar por un barniz, asegúrate de que no sea tóxico y de seguir bien las instrucciones del fabricante. En ambos casos, habrá que dejar secar muy bien los cubiertos antes de poder utilizarlos de nuevo. A ser posible, este secado debería realizarse al aire libre evitando siempre que la luz solar incida de manera directa sobre ellos.

¿Habías pensado antes recuperar tus cubiertos de madera de esta forma?

Imagen: Fabio Téllez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...