Pulgadas de tu TV en relación a la estancia

Las asociaciones de científicos recomiendan que el espectador se sitúe a su gusto en un rango de distancias concreto y estipulan que la distancia mínima debe ser el doble del ancho de la pantalla, mientras que la máxima no deberá superar en cinco veces esta medida.

Hace unos muy pocos días atrás hemos conocido una serie de consejos útiles al momento de decorar la sala de televisión. En ese contexto, uno de los puntos que tocamos es el de la distancia adecuada para ver la TV según el espacio y las dimensiones de la sala. Pues justamente es de esto de lo que nos encargaremos en este post.

Pulgadas de tu TV en relación a la estancia

La distancia con la que cada una de las personas gusta de ver imágenes es muy variada, por ejemplo, en el cine están quienes prefieren ubicarse bien cerquita de la pantalla y quienes lo hacen en los últimos asientos. Sin embargo, en lo que refiere a la televisión del hogar la cosa no es tan sencilla, razón por la que si estamos pensando en cambiar nuestra tv, existen algunas consideraciones, como el tamaño del equipo y la distancia a la que lo vamos a ver, que tendremos que tener en cuenta.

Es cierto que cada vez son más accesibles los televisores de grandes dimensiones, las de 32 y 42 pulgadas por ejemplo, sin embargo, la relación de tamaño no siempre es sinónimo de ver mejor, ya que si la pantalla es demasiado grande o estamos excesivamente cerca, las imágenes se nos mostrarán muy pixeladas y los pequeños errores que aparezcan se harán muy evidentes. Contrariamente, estar muy alejado o disponer de una pantalla muy pequeña repercutirá en una insuficiente percepción y, consecuentemente, en una sensación insatisfactoria.

Para que ninguna de esas dos cosas nos suceda, será necesario tener en cuenta los límites recomendados. Como para que consigamos orientarnos, las asociaciones de científicos recomiendan que el espectador se sitúe a su gusto en un rango de distancias concreto y estipulan que la distancia mínima debe ser el doble del ancho de la pantalla, mientras que la máxima no deberá superar en cinco veces esta medida.

Cabe destacar que esta recomendación resulta independiente del formato de pantalla que utilicemos ya que se refiere al ancho de la misma, no a su diagonal. A modo de ejemplo podemos decir que en el caso de un televisor de 29 pulgadas en formato 4:3, que en general tiene un ancho de aproximadamente 60 centímetros, la distancia en la que debemos colocarnos debe ser de entre 1.2 y 3 metros. En el caso de una pantalla de 42 pulgadas en formato panorámica, una visión correcta será dentro del rango de entre 1,8 y 4,5 metros.

Además de esto, otro factor a tener en cuenta es la calidad de la imagen mostrada, ya que cuanto mejor sea la calidad de la misma, más cerca podremos estar de la pantalla. Por ejemplo, si en el caso de un dispositivo de 42 pulgadas se va a ver televisión en modalidad estándar PAL, entonces situarse a menos de 2,5 metros no sería muy recomendable. En cambio, si se va a reproducir material en HD, entonces si podremos situarnos a un mínimo de 1,8 metros.

Por último, tampoco debemos olvidarnos de otros factores como el ángulo de visión, el número de personas que van a ver la pantalla simultáneamente o la localización de la misma.

Vía│Quesabesde
Foto│Espensorvick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...