Sillas Somnio, ¡para sentarse en los árboles!

Toma asiento en tus escapadas al monte o en cualquier bosque gracias a este original diseño que permite amarrar la silla a la corteza de cualquier árbol.

silla

Cuando nos vamos de acampada o nos perdemos por algún bello paraje natural donde nos rodean montañas y árboles, a todos nos gusta detener la marcha y observar la belleza que nos rodea. En ocasiones hasta nos echaríamos una buena siesta sintiendo el airecito del monte, el sol brillando en el cielo y los pájaros anidando el cielo. Pero si no vas muy bien equipado, sentarte en tierra apoyado contra un árbol puede ser poco reconfortante. Por eso Frederick Julian Rätschs decidió crear algo que nos permitiera admirar el lugar desde una posición cómoda, sin tener que permanecer de pie ni tampoco ensuciarse los pantalones.

Os presento las sillas Somnio. El nombre nos dejan intuir un poco su utilidad. Se trata de un asiento diseñado para ser atado en el tronco de cualquier árbol, de forma que pueda sujetarse con firmeza contra la madera y cualquier persona pueda sentarse en él, disfrutando de un asiento cómodo, situado por encima del suelo para estirar las piernas y ofreciéndonos una visión amplia de todo lo que nos rodea. Sin duda, una de las experiencias más agradables que podemos vivir esta primavera. Solo necesitamos buscar un tronco adecuado con buenas vistas donde poder fijar la correa que sostiene la silla y, ¡voilà! Todo un asiento improvisado en mitad del bosque para disfrutar como nunca lo habías hecho de la naturaleza.

Algunos pensaréis que el asiento puede dañarse, pero lo cierto es que está equipado con un revestimiento de goma por la parte de atrás para evitar así todo tipo de daño por el contacto. Los que sufran por el árbol, tampoco tienen motivo porque el creador de este asiento nos asegura que el sistema de sujeción del que dispone está diseñado de tal forma que el peso se distribuye por toda la superficie, protegiendo la corteza del árbol y asegurando la estabilidad del asiento en todo momento. Como veis, parece estar todo bajo control.

De ser así, parece una magnífica idea para hacer una escapadita al bosque de vez en cuando y tomar asiento en mitad de la naturaleza. Es cierto que estar sentados colgando no sigue siendo la posición más cómoda del mundo, pero nos permite disfrutar de ciertas ventajas que no teníamos hasta ahora con otras opciones clásicas como las de sentarse en el suelo o reclinarse en un árbol. Visto así, la silla resulta confortable, ¡pero habría que probarlo para saberlo! ¿Qué pensáis? ¿Creéis que es una buena idea?

FOTO: stilsucht.de

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...