Una casa a prueba de chicos

Los primeros años de vida de los más chicos son fundamentales para su desarrollo. Por tal motivo, es fundamental contar con un hogar que les ofrezca todos los beneficios que necesitan para poder crecer sanamente. En este post conoceremos una serie de consejos útiles para que los chicos cuenten con un hogar libre y saludable que les permita desarrollarse y crecer en las mejores condiciones.

Los primeros años de vida de los más chicos son fundamentales para su desarrollo. Por tal motivo, es fundamental contar con un hogar que les ofrezca todos los beneficios que necesitan para poder crecer sanamente. De esta forma, a continuación conoceremos una serie de cosas que se pueden realizar en el hogar para que se desarrollen en un espacio libre y saludable.

Una casa a prueba de chicos

Elementos saludables: Lo primero que debemos hacer es tratar de rodearnos de elementos saludables, evitando todo tipo de material sintético y colas, optando más bien por aquellos naturales, saludables y ecológicos.

Espacios amplios: Es totalmente recomendable generar espacios amplios, donde los chicos puedan caminar, gatear, correr, etc. Esto es fundamental porque durante la primera etapa de la vida del niño la inteligencia es sensorio-motora, razón por la que todos sus estímulos llegan y se desarrollan a través de su cuerpo en movimiento y los sentidos. Es por esto que también es muy importante el contacto con la naturaleza.

Descanso: Es muy importante que los chicos descansen muy bien, por lo que recomendamos la utilización de un colchón fabricado a base de fibras naturales, que garantice una buena ergonomía.

Ventilación: También es necesario ventilar y refrescar todas las habitaciones con mucha regularidad, abriendo las ventanas para dejar entrar el aire fresco. Dejar ventilar, además, las sábanas y mantas ayuda a evitar que los ácaros del polvo se reproduzcan. Es por eso que, antes y después de dormir, es muy recomendable ventilar las habitaciones de los chicos.

Orden. Y ya que hablamos de la habitación de los pequeños, otra cosa importante es generar hábitos de orden antes de ir a dormir. Se le puede acostumbrar a recoger los juguetes, el material de estudio, etc., para que la habitación esté preparada y nos trasmita el ambiente necesario para dormir.

Limpieza. Hay que tener mucho cuidado con los productos que se utilizan para limpiar, ya que muchos de ellos contienen lejía, amoníaco, salfumán, entre otras sustancias perjudiciales para la salud. En este caso también se puede optar por utilizar productos naturales como el limón o el vinagre e incluso hacer nuestros propios ambientadores caseros.

Instalación eléctrica. Corroborar constantemente la instalación eléctrica y los aparatos enchufados es también importante, ya que muchas instalaciones eléctricas generan pérdidas de campo eléctrico por lo que por precaución podemos alejar la cuna/cama de los chicos de los puntos y tomas de la instalación eléctrica.

Obsesiones. Está bien proteger a los más chicos pero no lo está obsesionarnos. Ellos necesitan experimentar para aprender. Por eso, hay que protegerlos de los peligros pero no sobreprotegerlos.

Escucha activa. Los especialistas insisten en la necesidad de los más chicos de contar con padres emocionalmente sanos que les observen, conozcan y respeten, ofreciéndole el estímulo adecuado en el momento oportuno.

Vía│Decoestilo
Foto│FGZ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...