Vitrocerámicas, gas o placas de inducción

Las vitrocerámicas, el gas y las placas de inducción son métodos de cocción que cuentan con ventajas y desventajas al momento de instalarlo en nuestros hogares. La idea de este post es analizar cada uno de estos sistemas para que podamos hacer una elección acertada en caso de que estemos pensando en cambiar la cocina de nuestras casas.

Vitrocerámicas

Elegir la decoración, los elementos, incluso los electrodomésticos de un nuevo hogar no es para nada una tarea sencilla. Nos daremos cuenta que a medida que vayamos avanzando en la tarea aparecerán una y mil dudas vinculadas a los objetos u elementos que debemos o no colocar en nuestra nueva casa.

Uno de los espacios más difíciles es el de la cocina. Las nuevas tecnologías nos han puesto a disposición muchísimos y súper modernos electrodomésticos y demás elementos, que la elección de la heladera, el microondas, la cocina, etc. se hace cada vez más difícil. En el caso particular de esta última, las actuales tendencias nos han llevado a tener que elegir entre tres alternativas: Las vitrocerámicas, el gas y las placas de inducción.

A continuación analizaremos cada una de ellas, ventajas y desventajas, para que por lo menos en este aspecto la decisión os resulte un poco más fácil.

El gas

El viejo y conocido gas es el más elegido por aquellos que prefieren la cocina tradicional. Quizás una desventaja es su difícil limpieza, aunque existen algunos modelos que incorporan placas de superficie de vidrio templado (como el de las vitrocerámicas) que funcionan con gas, que hacen que limpiarlas sea mucho más sencillo.

En el pasado, uno de los peligros más grandes era manipular las bombonas que traían a casa. Sin embargo, hoy en día esto ya está muy controlado, y los procesos son mucho más seguros.

Vitrocerámicas

Este tipo de cocinas cuenta con varias ventajas, y algunas pocas desventajas. Por el lado de sus ventajas, las vitroceramicas son realmente muy cómodas y de fácil limpieza. Algunas de ellas, las más convencionales, cuentan con mandos mecánicos, mientras que  las más nuevas incorporan mandos sensitivos que permiten manejar la potencia de cada uno de los fuegos con el simple toque de un dedo. Aquellas más modernas incorporan, incluso, un sistema de programación de cocción, junto a indicadores de calor y otros tipos de controles inteligentes.

Quizás la desventaja más grande es que estos sistemas consumen luz, por lo que el gasto puede ser mayor. Vale destacar, de todos modos, que el calor se mantiene durante bastante tiempo, por lo que en algunos casos podríamos terminar de cocinar con el fuego apagado. Otro punto en contra es el que destacan algunos cocineros, quienes afirman que como tarda bastante en calentarse, algunos sabores se pierden y resulta más difícil conseguir un plato perfecto.

Placas de inducción

Sin dudas las placas de inducción son lo último en métodos de cocción. Estas placas cocinan con la temperatura que se genera mediante un campo magnético que se crea debajo del cristal. El secreto de este tipo de cocción es que el calor pasa directamente a la base de los recipientes pero no se calienta el cristal. Esta característica evita totalmente todo riesgo de quemarse, algo que con la vitroceramica es mucho más factible, ya que en algunos casos se mantiene caliente sin que nosotros podamos observarlo.

Otro beneficio es su limpieza, ya que como la placa nunca se calienta, no debemos esperar a que se enfríe para poder limpiarla. Además son más rápidas para generar calor y la encimera es muy fácil de instalar.

Fuente: DecoracionFacilisimo
Foto: Vitrocerámica por arteyfotografica

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...