7 tips para conseguir la impronta del estilo industrial en tu casa

Hay que desnudar la estructura de la vivienda para conseguir una decoración industrial que puede resultar una tendencia muy acogedora.

El estilo industrial es una de las grandes tendencias en el mundo de la decoración de la actualidad. Nació a mediados del siglo XX en la ciudad de Nueva York, cuando se empezaron a transformar fábricas y almacenes abandonados en viviendas con unas características muy concretas: techos altos, grandes ventanales y espacios diáfanos.

Uno de los rasgos que mejor definen el estilo industrial es la desnudez de la estructura: vigas en el techo, tuberías, paredes de ladrillo… Todos los elementos estructurales deben quedar a la vista.

Los principales materiales son el hierro, el hormigón y la madera sin tratar. Es importante que la madera sea 100% natural, sin barnices, ni decapados ni lacados. Cabe señalar que el estilo industrial permite introducir elementos decorativos de otros estilos, como por ejemplo una mesa rústica en la cocina y una cómoda vintage en el salón.

Si quieres transformar tu casa y conseguir un perfecto equilibrio entre belleza, funcionalidad y calidez, te lo contamos todo sobre el estilo industrial en la decoración de interiores.

Claves del estilo industrial en la decoración de interiores

Colores

Del mismo modo que en cualquier otro estilo de decoración, elegir bien los colores es fundamental para que el resultado sea el deseado.

En el estilo industrial la paleta de colores grises y oscuros es clave: blanco, negro, gris, azul marino, beige y marrón. Puedes jugar con ellos para crear un espacio armonioso y en sintonía con tus gustos.

Espacios abiertos

Una de las principales características del estilo industrial es el uso de los espacios abiertos. Debes despedirte de los tabiques y hacer de tu vivienda un loft al más puro estilo neoyorquino de los años 50.

Las ventanas tipo industrial suelen ser muy grandes y espaciosas. No se usan cortinas ni ningún elemento para taparlas porque lo que se busca es que entre la mayor cantidad de luz natural posible. Si quieres hacerlo, mejor que sean estores.

Materiales

Para conseguir un estilo industrial en el hogar hay que desnudar la estructura. Más allá de la estructura de la vivienda, debes elegir muebles que sigan este principio, como por ejemplo una mesa de hierro forjado o una estantería de madera natural sin tratar.

Los materiales más importantes son el acero y el metal, los cuales se pueden utilizar en paredes, techos, lámparas, muebles y todo tipo de objetos decorativos.

Hay que tener en cuenta que tanto el acero como el metal son materiales muy fríos, así que para conseguir un ambiente cálido conviene combinarlos con la madera.

Texturas

Hay algo fundamental que debes saber sobre el estilo industrial, y es que no busca espacios perfectos, sino más bien todo lo contrario. Por lo tanto, las texturas deben estar llenas de imperfecciones e irregularidades.

Si eliges una pared de ladrillo vista, lo ideal es que haya zonas manchas o descoloridas por el paso del tiempo.

En el caso del metal, es habitual el uso de tuberías oxidadas o muebles que han sufrido el desgaste propio de los años.

Paredes de ladrillo vista

Una de las formas más sencillas de conseguir un estilo industrial en el hogar es utilizando el ladrillo vista.

Si no quieres complicarte mucho la vida, actualmente puedes encontrar papel decorativo que imita la textura del ladrillo a la perfección y el aspecto es muy realista.

Muebles

En cuanto a los muebles, suelen estar decapados y desgastados y, además, son de colores oscuros, fuertes y fríos. En anticuarios y rastros puedes encontrar piezas únicas para tu hogar.

La idea es conseguir muebles antiguos y darles su propio espacio en la decoración del hogar. No se trata de abarrotar las estancias con multitud de muebles, sino de elegir los adecuados y combinarlos con el resto de accesorios y objetos.

Minimalismo

Y, por último, recuerda que menos es más. Simplifica al máximo los muebles y elementos decorativos para tener más orden.

Lo que debes hacer es escoger cuidadosamente todos los objetos y accesorios que vas a utilizar: maletas antiguas, botellas de vidrio, lámparas de estilo retro…

Más de medio siglo después, el estilo industrial está más de moda que nunca. Puede tener algunos elementos retro y vintage, ya que utiliza elementos antiguos, como muebles desgastados u oxidados con el paso del tiempo. Como siempre, es esencial saber combinar todos los elementos para lograr un ambiente coherente y armónico.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...