Actividades para decorar la casa hechas por niños

La decoración de un hogar no tiene por qué ser algo comprado en una tienda, las cosas que haga uno mismo tendrán un valor especial y un lugar destacado en la habitación, más si son hechas con nuestros hijos. Apúntate estas manualidades decorativas para niños pequeños.

decoracion

Las vacaciones son una época para que los niños descansen de las tareas escolares, hagan nuevas amistades y pasen más tiempo en familia. Los planes al aire libre son apetecibles para no tener la sensación de estar encerrado derrochando las vacaciones, pero también es posible organizar una actividad familiar dentro de casa que, además, nos ayudará a sacar partido a nuestro hogar. Las manualidades decorativas hechas por tus pequeños conseguirán combinar diversión y decoración.

La cocina es un espacio de diversión para los más pequeños, quienes tienen ganas de demostrar sus padres sus habilidades culinarias. Una divertida actividad para pasar una tarde fantástica con los niños consiste en preparar una merienda, nosotros te proponemos acompañar una horchata fresquita con esta receta de fartons. El olor de ambos dulces típicos valencianos inundará la habitación, dándole un toque mucho más hogareño.

Si queréis divertiros más, podéis comprar dos delantales lisos y personalizarlos con rotuladores permanentes; pero seguro que quedarán mejor unos cojines personalizados en el salón. Para hacer esta manualidad necesitas fundas lisas para cojín y pintura para ropa que puedes encontrar en tiendas de manualidades. Con un pincel, unas plantillas y mucha imaginación tendréis un salón o dormitorio decorado a vuestro estilo y gusto; sorprendiendo a todas las visitas con vuestras pequeñas obras de arte.

Sacad vuestro lado más ecológico al transformar viejas macetas de plástico de un anodino color teja en pufs infantiles con una decoración personalizada. La manualidad requiere de una maceta vieja bien limpia, un bote de pintura de vuestro color favorito, un retal de tela divertida, espuma para asientos y bastante pegamento universal. Para hacer el puf infantil con materiales reciclados, cortad la espuma con la forma de la base de la maceta, para luego forrarla con la tela elegida; mientras, pintad el exterior de la maceta con el color elegido. Cuando todo esté seco, sólo hay que pegar la espuma en la base de la maceta, consiguiendo un asiento de decoración única.

Las mamás y papás dados al bricolaje encontrarán en esta actividad la combinación perfecta entre pasar tiempo en familia y sacar a relucir las dotes con las herramientas. Un par de barandas de metal finas, unas tazas originales –que podéis elegir o decorar con los niños– y unas pinzas metálicas es todo lo que necesitamos para crear un organizador de despacho, o un área de trabajo o estudio pequeña. Las tazas nos servirán de portalápices flotantes, con las pinzas podremos colgar notas o fotografías y la decoración será única.

Imagen: JuJups Studio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...