Art Nouveau, la renovación del arte

El Art Nouveau es un estilo que surgió a finales del siglo XIX que retó las leyes de la naturaleza eliminando en todo lo posible las lineas rectas para realzar las formas de la naturaleza a través del modelaje de los elementos en formas curvas e imitando ramas, plantas, árboles, etc. Así pues la naturaleza sirvió de inspiración para este nuevo arte que tuvo otros nombres, como por ejemplo «Modernismo» en España.

El Art Nouveau es un movimiento artístico surgido a finales del siglo XIX y principios del siglo XX,  fue el estilo anterior al Art Déco, e intentó romper con las influencias de estilos anteriores como el Barroco, el Romanticismo, el Neoclasicismo, el Renacimiento, etc, dando lugar a un estilo donde se reta a la leyes de la naturaleza evitando las lineas rectas y modelando el material para conseguir reflejar las curvas de la naturaleza. El nombre de este movimiento se debe a una exposición de Munch en una galería de París llamada «La maison del Art Nouveau» inaugurada por Samuel Bing.

Casa Batlló, de Antonio Gaudí

A raíz de esta primera exposición y la apertura de la galería, el nombre de Art Nouveau prosperó y se asignó al nuevo movimiento artístico que rompería los lazos del pasado para crear un nuevo estilo de arte que se extendió por Europa y América en poco tiempo. La influencia de este nuevo arte se puede ver en la decoración, como por ejemplo en muebles, objetos, decoración de interiores y ambientes de la época, así como en la arquitectura y el diseño. Pero no en todas partes se le llamó de la misma manera.

En España al Art Nouveau se le llamó «Modernismo», que en Cataluña se le llama «Modernisme». Otros ejemplos de nombres que recibió este movimiento fueron en Alemania  «Jugendstil», en Austria «Sezession», en Inglaterra «Liberty», en Italia «Floreale», etc. un claro ejemplo de artista modernista en España lo tenemos en la figura de Antonio Gaudí, el máximo representante de este movimiento artístico en nuestro país. Algunos ejemplos de este famoso arquitecto catalán, son por ejemplo la casa Vicens, las Bodegas Güell, la Casa Calvet, el ábside de la Sagrada Familia, el Parque Güell o la Casa Milà y la Casa Batlló que son dos de sus obras más representativas, entre otras muchas. Gaudí expresó su arte realizando en toda su arquitectura formas onduladas desafiando a las lineas rectas.

En otros países podemos ver también claros ejemplo de este arte, como en Bélgica donde Víctor Hortas creó una obra de arte del Hotel Tassel, jugando con las curvas, el cristal y el hierro y formando bellas formas redondeadas que realzarían el estilo modernista. En París, bajo el patrocinio de Bing también se tienen buenos ejemplos de este movimiento, así como en Alemania o Inglaterra.

Los rasgos más característicos de este arte son que rompe por completo con estilos anteriores, utiliza nuevas técnicas volviendo al método artesanal y se dejar influenciar por la naturaleza como base de inspiración. Precisamente muchas de las curvas y formas que buscaba el artista modelando la madera para muebles, marcos, decoración de interiores o para los edificios seguían la lineas de las raíces, de las ramas, de las hojas, de los árboles, etc. La naturaleza pasó a ser uno de los modelos de inspiración de este nuevo arte.

Foto | jordicerda52 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...