Claves para una buena combinación de colores para decorar

Hay cinco trucos que debes conocer para aprender a combinar colores. Utiliza tres colores como máximo o cuatro si hay uno neutro, combina los colores neutros, utiliza la rueda cromática para saber combinar colores, usa colores opuestos y usa la regla 60/30/10

Combinación de colores para decorar

A la hora de decorar una casa, es importante saber combinar los diferentes colores existentes. El problema es que existe una gran gama de colores para combinar, siendo complicado saber cuáles se llevan bien entre ellos. Además, algunas personas cometen algunos errores, como utilizar demasiados colores o no conocer cuáles son armónicos entre ellos.

Al existir multitud de combinaciones, parece difícil hacerlo bien, pero hay algunas ideas que te ayudarán a dominar la combinación de colores y a no cometer errores ¿Quieres aprender todas las combinaciones existentes? ¡Nosotros te las enseñaremos!

Cómo combinar colores correctamente para decorar

Hacer una correcta combinación de colores es sencillo si tienes claro lo básico. En concreto, hay cinco reglas que debes seguir cuando vayas a decorar y que te permitirán evitar los errores más básicos que casi todo el mundo comete. Si las tienes claras, no te costará mucho conseguir armonía en el hogar.

Combinar colores opuestos

Seguramente hayas escuchado que los polos opuestos se atraen, refiriéndose a los imanes y a las citas. En el caso de los colores, ocurre algo parecido, donde se pueden combinar colores totalmente opuestos para conseguir una combinación ganadora.

El ejemplo más típico es el del blanco y negro, ya que son los colores más opuestos que existen. Eso sí, también puedes combinar otros colores claros con colores oscuros o incluso colores opuestos dentro de la rueda de colores (de la cual hablaremos en profundidad ahora mismo).

Aprende y domina la ruedas de colores

La rueda cromática o rueda de colores es básica a la hora de aprender a combinarlos entre sí correctamente. Es una rueda que nos indicará cuál es la situación de un color con respecto a otro. La situación puede ser de tres tipos:

  • Color opuesto: también conocido como color complementario, son los colores que están en el lado contrario de la rueda. Por ejemplo, puedes combinar el naranja y el azul o el verde y el morado. Te será útil si buscas un contraste que vaya en armonía.
  • Color consecutivo: en este caso, son colores que están juntos en la rueda cromática, teniendo la misma temperatura y un tono parecido. Por ejemplo, puedes combinar el morado, el lila y el azul oscuro.
  • Combinación del mismo color: un mismo color puede tener diferentes intensidades o iluminaciones. Una buena idea es combinar con diferentes intensidades de un mismo color al gusto de cada uno.

Utiliza colores neutros y combínalos entre sí

Además de los colores que se han visto en la rueda, también hay otros colores que siempre combinan entre sí. Se trata de los colores neutros, los cuales siempre combinan entre sí, creando texturas poco saturadas y relajantes. Los colores neutros son el blanco, el beige y el gris, los cuales se pueden combinar entre sí muy fácilmente.

Colores dominantes, secundarios y terciarios

Una buena opción para pintar una habitación es utilizar tres colores, aunque la frecuencia no debe ser la misma. Lo óptimo es utilizar un color dominante o primario, que dominará la estancia con el 60% del espacio ocupado por el mismo.

Después de eso, hay que escoger un color secundario, el cual ocupará un 30% del espacio de la habitación. Finalmente, escoge un color terciario, que tan sólo ocupará un 10% e irá destinado a pulir detalles. ¿Qué colores escojo para combinar? Los que tengan armonía entre ellos, tal y como hemos aprendido en los puntos anteriores. Por ejemplo, puedes elegir un color dominante y dos colores opuestos al mismo.

Tres colores como máximo, cuatro si uno de ellos es neutro

Finalmente, hay que saber que no todo vale a la hora de usar colores para decorar. En una habitación utiliza tres colores como máximo, para evitar recargar el ambiente en exceso.

Si uno de los colores es neutro, podrás subir hasta cuatro colores, aunque no es algo que sea obligatorio. Es más, incluso podrías utilizar tan sólo dos colores y tener un buen resultado, siempre que sepas combinarlos y sigas las normas que te hemos enseñado.

Además, ten en cuenta que no solamente el color sirve para decorar. Asegúrate también de combinar correctamente las diferentes texturas de los muebles y complementos de la estancia, ya que elegir bien es clave para conseguir la armonía que tanto deseas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...