Colores naturales para decorar la casa creando ambientes equilibrados con la naturaleza

Para decorar tu casa en consonancia con la naturaleza, deberías apostar por los llamados colores naturales. Los que se llevan esta temporada son el verde y sus variantes, el beige combinado con el marrón, el color salmón y sus variantes, el blanco, el negro, el gris y colores apagados que se utilicen como fondo

Colores naturales decoración

Esta temporada lo que se lleva es un hogar en armonía, en concreto, un hogar que va en armonía con la naturaleza. Los hogares naturales no solamente consisten en plantas y en muebles ecológicos, sino en un uso más natural de los tonos cromáticos. 

De hecho, hemos dejado atrás los colores y tonos más fuertes, tal y como se puede ver en algunas revistas de moda. Estos colores han pasado a la historia y cada vez se apuestan más por tonos suaves y naturales, los cuales crean un ambiente natural. ¿Quieres saber cuáles son? Pues presta mucha atención, ya que te traemos los colores naturales de moda, así como algunos consejos para usarlos.

Estos son los colores naturales para decorar tu hogar de forma equilibrada

Se llaman colores naturales porque son similares a los que se pueden encontrar en el medio. Estos colores tienen mucha menos intensidad que otros, haciendo que el hogar sea más armonioso y natural.

Estos colores son el beige y el marrón, el verde y sus variantes, el color salmón, el blanco, el negro, el gris y algunos tonos apagados. Vamos a ver uno por uno en profundidad, para entender el porqué de su uso en decoraciones naturales.

Combinación de beige y marrón

El color beige y el color marrón combinan a la perfección en cualquier hogar. Son colores que brillan por si mismos, ya que recuerdan al color de la tierra, algo que les da un toque muy natural. De hecho, se pueden utilizar sin combinarlos con otros colores, dando una sensación de bienestar y tranquilidad al hogar de forma casi inmediata.

Verde y sus variantes como colores naturales

Si buscas un color natural, es normal pensar en el color verde. La razón es que siempre lo hemos asociado a las praderas, las hojas de los árboles, el césped y a las plantas. Además, se asocia con la libertad, así que se suele utilizar muchísimo en decoración cuando se busca un ambiente natural en el espacio.

Lo normal es combinar el verde con otros tonos de verde, es decir, elegir varias gamas cromáticas del mismo color. Eso conseguirá una sensación de paz y tranquilidad, además de recordar a la naturaleza. También se pueden combinar con otros colores de la lista, como el ya mencionado beige.

Color salmón

El color salmón combina muy bien en hogares que buscan la naturaleza. Al igual que ocurre con el verde, se utilizan diferentes tonalidades para combinar, como por ejemplo el terracota, que se asemeja mucho a la tierra.

Estos colores van muy bien con tonos beige claro y con naranjas en tono pastel. Si no te convence este color para las paredes de tu salón o dormitorio, también lo puedes incluir en el color de los accesorios o fundas de cojines y sofás.

Color blanco

El blanco es el color estrella en todos los estilos de decoración, incluyendo por supuesto la decoración natural. Es un color que permite generar muchísima amplitud, aprovechando así los espacios pequeños.

Además, es un color que se asocia con la elegancia, además de que combina con todo tipo de tonos y colores de esta lista. Por otro lado, le dará un aire de calma a tu hogar, algo indispensable cuando se piensa en el contacto con la naturaleza.

Color negro

El negro también es un color que se podría incluir en casi cualquier estilo decorativo. Es un color muy versátil, ya que sirve para dar ritmo a estos espacios coloridos, además de traer mucha elegancia.

Por otro lado, el negro es el color perfecto si se busca crear contraste. Combínalo con otros colores de la lista y tendrás un toque diferente sin dejar de lado el toque natural.

Tonos grises y colores apagados

Finalmente, hablaremos de los tonos grises y de otros colores apagados que podemos encontrarnos. Estos colores pueden servir como fondo y base para estilos decorativos, colocando por encima combinaciones de colores más llamativas.

Por ejemplo, puedes tener una pared de colores apagados o en gris, utilizando accesorios con los otros colores de la lista. Un poco de blanco en las sábanas de la cama, un poco de negro en la alfombra, tonos de beige en muebles de madera y una planta para darle el toque en verde.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...